Indicadores

Los precios subieron un 4,1% en los últimos 12 meses

El indicador definitivo del Índice de Precios al Consumo Armonizado del mes de mayo ha confirmado el dato que ofrecía la medida adelantada hace dos semanas: los precios subieron un 4,1% en mayo respecto al mismo mes del año anterior, y el indicador registra así dos décimas más que en abril, cuando el alza interanual se medía en el 3,9%.

El Índice General no coincide esta vez con el indicador armonizado (para la Unión Europea), y es una décima inferior a éste. Registra así una subida del 4,0% en los precios, una décima por encima de la medida el mes pasado. La tasa de variación interanual de la inflación subyacente (que no incluye los alimentos no elaborados ni los productos energéticos) baja una décima y se queda en el 3,0%, con lo que la diferencia respecto a la tasa del índice general llega ya a un punto porcentual.

Sin efectos de segunda vuelta, según Economía

El Ministerio de Economía ha señalado, poco después de conocerse el dato, que la inflación sigue afectada en gran medida por el repunte de los precios del petróleo, aunque asegura que todavía no se han producido los temidos efectos de segunda vuelta, en referencia al momento en el que este repunte en la energía se traslade a los demás precios y finalmente a los salarios.

Según el Ministerio, el 40% del incremento mensual del IPC se ha debido a la evolución de los precios energéticos, pero pese a ello, la inflación subyacente se sitúa en el 3%, continuando la tendencia de "muchos meses" por debajo del IPC general. Esto revela, según el departamento, que los agentes sociales siguen viendo el incremento de la energía como un cambio en los precios relativos, por lo que "no se han producido efectos de segunda vuelta".

Respecto a las previsiones, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, ha calificado como "extremadamente difícil" el que la inflación acabe el año por debajo del 3%, aunque ha asegurado que se irá moderando en los próximos meses, "siempre y cuando" no siga aumentando el precio del petróleo.

Transporte y Vivienda, lo que más sube

Por grupos, el que más subidas registra es el del Transporte, con un alza del 7,8% (más de un punto superior a la del mes de abril), debido sobre todo a la subida en los precios de los carburantes.

Le sigue el capítulo de la Vivienda, donde la inflación es de tres décimas y alcanza el 7,5%, debido principalmente al comportamiento de los precios de la distribución de agua y del gasóleo para calefacción, que han experimentado mayores subidas que el año pasado. De hecho, la tasa anual del gasóleo para calefacción aumenta más de ocho puntos, y el incremento de precios alcanza el 27,5%.

Otros grupos alcistas son el de Hoteles, cafés y restaurantes, que registra un incremento de precios del 4,5%, pese a reducirse tres décimas respecto al dato interanual de abril. Según el INE, la Semana Santa, que ha motivado la bajada de los precios de los hoteles y otros alojamientos turísticos en el mes de mayo, en lugar de hacerlo en el mes de abril -como sucedió el año pasado- está detrás de esta leve moderación.

Una vez más, el único grupo donde se registran descensos de precios es el de las Comunicaciones, donde el dato se mantiene estable en el ­1,2% interanual.

En el análisis de los datos de la subida de precios mensual, resulta relevante las subidas del Transporte, donde el índice registra un 1,1% de subida, sobre todo por culpa del aumento de los precios de los carburantes y los lubricantes. Lo mismo ocurre con el Vestido y calzado, cuya tasa mensual del 1,2% refleja el comportamiento de los precios al llegar la nueva temporada de primavera-verano.

La vivienda registra por su parte una subida del 0,4%, sobre todo por el incremento de precios de distribución de agua y del gasóleo de calefacción, mientras que el capítulo de alimentos y bebidas no alcohólicas sube un 0,2% respecto al mes anterior.