Déficit

El Gobierno italiano anuncia recortes del gasto para bajar el déficit

El déficit público italiano crecerá este año al 4,1% del PIB, aunque puede llegar al 4,6%, lo que hace 'inevitable' un ajuste de los presupuestos generales de 2006, anunció ayer el ministro de Economía, Tomasso Padoa.

Una comisión de expertos encargada por el nuevo Gobierno italiano de revisar las cuentas públicas previstas para este año, destacó ayer la mala situación de las mismas y advirtió sobre el crecimiento del déficit, tres décimas por encima de lo previsto por el anterior Ejecutivo.

La citada comisión está integrada por representantes de la Contabilidad General del Estado; los departamentos de Política Fiscal y el Tesoro, del banco central italiano, y del Instituto Nacional de Estadística.

Ante el informe, Padoa reiteró su compromiso de poner las cuentas públicas italianas en línea con las exigencias europeas, cuyo límite de déficit se encuentra en el 3% del PIB. algo que ha sido sobrepasado ya en años anteriores por el Ejecutivo italiano.

El anuncio fue acogido ayer con agrado desde Bruselas. El comisario europeo de Economía, Joaquín Almunia, expresó su satisfacción por el compromiso del Gobierno italiano de controlar antes de finales de 2007 su déficit a través de una estricta aplicación del presupuesto de este año y mediante medidas adicionales.

'Vista la determinación del nuevo Gobierno de Prodi para reducir el déficit y la deuda pública, la corrección del déficit excesivo para 2007 sigue siendo posible', comentó.

La deuda pública italiana es, además, una de las más altas de Europa, al alcanzar el año pasado el 106% del PIB, frente al valor de referencia del 60%, fijado por el Pacto de Estabilidad.