Cierre "definitivo"

Braun reitera su decisión de cerrar la fábrica de Esplugues, pese a las ofertas gubernamentales

La compañía de electrodomésticos Braun va a cerrar "definitivamente" la fábrica de Espluques de Llobregat (Barcelona) pese a la oferta presentada hoy por el Gobierno central y la Generalitat. Según ha explicado el director de producción de la compañía, Christian Leonard, "hemos reiterado a los representantes gubernamentales que el cierre es una decisión definitiva".

"Tenemos que reducir los costes de producción de los electrodomésticos", que están bajo una fuerte presión competitiva, y "hemos explicado que se trata de un proceso que comenzó a mediados de los años noventa, por el que hemos transferido la producción de electrodomésticos a otros países en vías de desarrollo", aseguró Leonard.

Tras una reunión en Fráncfort con el secretario general de

Industria, Joan Trullén, y el conseller de Trabajo e Industria, Jordi Valls, el directivo alemán descartó la posibilidad de crear una producción sustitutoria en la planta de Espluques de Llobregat. Leonard afirmó que el proceso de deslocalización comenzó en las fábricas alemanas y que el cierre de España es una continuación de esta tendencia.

Valls explicó que "tanto Joan Trullén, en nombre del Estado, como yo, en nombre de la Generalitat, les hemos planteado la posibilidad y el apoyo que podría haber por parte de las dos administraciones para mantener principalmente las cuestiones que afecten a investigación y

desarrollo". Así como "algunas líneas de producción que ayuden a transformar el modelo industrial que hasta ahora tenía Braun e, incluso, la posibilidad de centros logísticos u otro tipo de actividades económicas", según Valls.

Visión pesimista

Tenemos una visión pesimista de la reunión, dijeron tanto Trullén como Valls, quienes destacaron haber encontrado "una posición pesimista y negativa". No obstante, el conseller de Trabajo e Industria insistió en que "nosotros seguimos manteniendo el calendario de actividades y la próxima semana nos reuniremos en Ginebra con Procter & Gamble". Braun es una filial de la compañía estadounidense Procter & Gamble, que comercializa las marcas Don Limpio, Pringles, Gillette, Tampax, Fairy y Ariel, entre otras.

"Braun se plantea las reuniones en términos de Braun y nosotros entendemos que la empresa forma parte de un grupo mayor que se llama Procter & Gamble, por lo que "le vamos a transmitir la preocupación y el compromiso por parte de los dos gobiernos con la carga industrial de Braun y también vamos a explorar las posibilidades de algún tipo de proyecto industrial que en un futuro pueda realizar" la empresa estadounidense.

Trullén destacó que "los argumentos de Braun son básicamente de análisis comparativo de costes, en particular de los costes salariales". Braun prevé llevar la producción actual de la fábrica de Espluques de Llobregat a Europa del este y a China. Según dijo Leonard, los costes salariales en Europa del este son una cuarta parte de los de Europa occidental y los de China, una octava parte.

El cierre de la factoría Braun de Esplugues supondrá la pérdida de 700 empleos directos y entre 2.000 y 3.000 indirectos en toda la comarca del Baix Llobregat, según datos de los sindicatos, que han convocado una primera jornada de huelga para mañana para protestar por la situación laboral en la que quedarán estas personas.