Anand G. Mahindra

'No sería presidente de GM ni con el doble de sueldo'

Anand Mahindra es un licenciado magna cum laude por Harvard con puestos de responsabilidad en el grupo desde 1991. En los noventa reestructuró el negocio para lograr más eficiencia. Ahora colabora en la entrada de sus coches en España.

Los fabricantes chinos han monopolizado en los últimos años los miedos de los fabricantes occidentales. El vicepresidente del fabricante indio de pick-ups, todoterrenos medios y vehículos comerciales, Mahindra & Mahindra, Anand Mahindra, avisa que 'dos fabricantes indios (ellos mismos y Tata) son una mayor amenaza que 100 fabricantes chinos'.

'China ha estado en el radar desde hace más tiempo que India. Sus reformas económicas empezaron en 1985, y nosotros sólo lo hicimos en los noventa'. Sin embargo, India ha despertado y aspira a copar negocio en Europa occidental. 'Las compañías indias han crecido tanto en los últimos años que a partir de ahora van a salir al exterior. Y no sólo en automoción; se ha visto en informática y se verá, por ejemplo, en el textil. Nuestras Bolsas están subiendo, y la fortaleza de la divisa nos permite adquirir compañías en efectivo y canales de distribución'.

De hecho, Mahindra asegura estar particularmente activa en la búsqueda de posibles adquisiciones. El grupo está atento a compras en Europa y en España, especialmente en el sector de empresas especializadas en investigación y desarrollo, aunque actualmente no tiene un objetivo concreto. 'Si surgen oportunidades de adquisiciones, las aprovecharemos', indicó el directivo, quien subrayó no obstante que por el momento 'no hay nada'. Mahindra & Mahindra comenzará a vender sus automóviles en el mercado español el próximo mes de julio a través del grupo Sino, propiedad del que fuera presidente de MG Rover en el país, Alfonso Saavedra, que también distribuirá las marcas chinas Landwind y MG.

La firma india espera alcanzar unas ventas de unas 1.100 unidades en su primer año en el mercado español, 1.400 unidades el segundo y 2.000 en el tercero, lo que le permitiría en un plazo de tres ejercicios captar alrededor del 5% en los segmentos en los que opera.

Por lo que respecta a la distribución, la red comercial estará formada inicialmente por 20 concesionarios, si bien la empresa espera cerrar este año con un total de 40 concesiones. La empresa, presente en Italia y Francia, prevé también introducirse en otros mercados europeos como Alemania o Reino Unido, aunque más a largo plazo.

Las armas de Mahindra son, a juicio de su directivo, 'los productos que mejor relación calidad-precio guardan del mercado'. 'No somos los más baratos, ni lo queremos ser', sentenció.

El directivo no cree que la entrada vaya a ser problema para las compañías indias, dado que los fabricantes de otras nacionalidades ya abrieron camino. 'Cuando se entra en una jungla, el primero en entrar tiene que usar un machete para abrirse paso. Al segundo ya le cuesta menos. Nosotros necesitaremos una navajilla…', asegura entre risas. 'Los primeros fueron los japoneses, que vencieron todas las dudas…después vinieron los coreanos. Ahora no creo que la gente tenga prejuicios. La cosa es más fácil para nosotros, pero la responsabilidad es mayor'.

Respecto a sus competidores occidentales, Mahindra cree que la llegada de productores como ellos mismos o los chinos va a suponer un cambio en las reglas de juego. 'Los productores tradicionales como General Motors o Volkswagen sobrevivirán, pero sólo si entienden que el mundo está cambiando y ya no es el mismo que les permitió ser gigantes de muchas toneladas de peso: tendrán que reducir su tamaño para continuar', vaticinó.

Esta frase es especialmente cierta para el gigante estadounidense. 'No tengo dudas de que GM sobrevivirá', declaró. 'Una empresa con 20.000 millones en efectivo no muere'. Sin embargo, ve tiempos difíciles para la compañía. 'Si me ofreciesen el trabajo de presidente de GM hoy en día no lo aceptaría, aunque me doblasen el salario. Y no porque no sea un trabajo apasionante o porque GM no tenga mucha fuerza, sino porque es una compañía, al igual que Ford, que tiene que reducir sus dimensiones y no sabe cómo…'.

Un grupo industrial con seis patas de negocio

Mahindra puede resultar un desconocido en Occidente. En india, por el contrario, es uno de los dos grandes grupos industriales (sólo superado por Tata), con presencia en seis líneas de negocio distintas.

En conjunto, Mahindra logró en el ejercicio cerrado en marzo de 2006 una facturación conjunta de 3.040 millones de dólares el pasado año y un beneficio de 314 millones.

Además del negocio de la automoción y de la maquinaria agrícola (es el cuarto grupo mundial), Mahindra tiene otras cuatro líneas de actividad 'que piden más atención'.

'El más interesante', explica Anand Mahindra, 'es el de las tecnologías de la información. Somos la octava mayor compañía de software de India.'

Los otros son las división de servicios financieros; el de la construcción y los servicios inmobiliarios y el de componentes para la automoción. Este negocio registra unas ventas de 300 millones. Mahindra busca expandirlo mediante adquisiciones en Europa, por lo que el directivo descartó implantar a corto plazo alguna planta en España.

La empresa está presente actualmente en Italia y Francia, y con su inminente irrupción en España. Sin embargo, prevé también introducirse en otros mercados europeos como Alemania o Reino Unido, aunque más a largo plazo.

Además, el grupo indio tiene presencia en Sudáfrica y Malasia, y está explorando posibilidades en Rusia y China.

Por lo que respecta a Estados Unidos, Anand Mahindra admitió que se 'trata de un mercado duro, aunque también representa una oportunidad'. 'Si no triunfas en EE UU no puedes decir que has triunfado del todo'.