Unión Europea

Los 25 intentan desbloquear la directiva comunitaria sobre jornada laboral

Los ministros de Empleo de la UE intentarán mañana llegar a un acuerdo sobre la reforma de la directiva de tiempo de trabajo, que regula las horas laborales semanales y el derecho a descanso. En un Consejo al que asistirá el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, los responsables europeos debatirán una propuesta de compromiso de la presidencia austriaca de la UE que pretende acercar las posiciones de los países. La reforma de esta directiva es uno de los asuntos más debatidos en los últimos años en Bruselas y en el que Austria desearía lograr avances concretos antes del final de su presidencia, el 30 de junio. La directiva vigente, de 1993, establece el tope de 48 horas laborales por semana, pero incluye como excepción el 'opting-out', introducido a petición de Reino Unido y que se traduce en la posibilidad de ampliar esa jornada máxima, siempre que el trabajador esté de acuerdo.

Aunque esta legislación comenzó a revisarse en 2003, las divergencias entre países han impedido hasta ahora acordar un nuevo texto.

Un primer bloque liderado por Reino Unido y Alemania quiere seguir manteniendo el citado 'opting-out'.

El segundo bloque (figura entre otros España y Francia) rechaza la ampliación de la semana laboral más allá de las 48 horas.