_
_
_
_
_
Tribunales

La plantilla de Yanko denuncia al gestor por descapitalizarla

Los trabajadores de Yanko han presentado en el juzgado de instrucción de Inca una querella contra el administrador único de la empresa de calzado, Javier Camp Vila, por supuestas operaciones fraudulentas que han desembocado en el más que probable cierre de la compañía mallorquina.

La querella, que se extiende a la sociedad Patrimonial Forbic, tenedora del 99,2% del capital de Yanko y la que nombró a Camp como administrador único, señala que ambos, 'extralimitándose de sus funciones, descapitalizó la empresa trasladando la mayor parte de la producción a India, lo que produjo pérdidas' que abocaron en el concurso de acreedores en el que se haya inmersa.

Los querellantes estiman que Camp ha realizado innumerables operaciones fraudulentas, entre ellas, un movimiento accionarial con la pretensión de hacer desaparecer a Forbic del capital, así como la venta de la fábrica de Llucmajor o la sustitución de unos contratos de arrendamiento por otros en los días previos a la pressentación de la suspensión de pagos.

En el texto de la querella también se apunta que el traslado de la producción a la India se realizó en virtud del informe realizado por la propia Forbic que 'también sirvió para hacer desaparecer de la contabilidad una gran suma de dinero'.

Según los denunciantes, todas estas actuaciones se realizaron 'a mala fe' por parte de los gestores de la histórica empresa de calzado constituyen un delito de insolvencia punible y de administración fraudulenta.

Aunque inicialmente la dirección de la compañía había presentado un plan de viabilidad que preveía el cierre de las fábricas ed Inca y Llucmajor, reduciendo la plantilla a sólo 25 empleados, todo apuntaba a que los administradores comunicaran ayer el cierre total de la empresa.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_