_
_
_
_
_
Autopistas

Sacyr puja por tres autopistas en Chile valoradas en 395 millones

Sacyr Vallehermoso intensifica sus esfuerzos para ampliar la expansión internacional de su filial de autopistas. Se prepara para pujar este año por tres grandes autopistas en Chile, país promesa para infraestructuras, por 500 millones de dólares (395 millones de euros). La novedad es que la constructora española ha propuesto varios proyectos y el Gobierno ha declarado uno de ellos de interés público, con lo que lo sacará a concurso.

Chile lleva camino de convertirse en un maná para las constructoras. La quinta del ranking español, Sacyr Vallehermoso, lo ha puesto en el foco prioritario para engordar con nuevos negocios su filial de autopistas, Itinere. Así, analiza la puja por tres nuevas concesiones a las que el Ejecutivo de Michelle Bachelet prevé dar luz verde este año y que totalizan una inversión de 500 millones de dólares (395 millones de euros al cambio de ayer).

En este plan de infraestructuras, la aportación del capital privado será clave. Bachelet está importando las fórmulas de colaboración público-privada que van imperando cada vez más en Europa, incluida España, donde las administraciones se han dado cuenta que penalizan menos la deuda si cargan a las empresas con la inversión a cambio de las ganancias de los peajes o de un canon según el tráfico (peaje en sombra).

Por ello, el Gobierno chileno se ha declarado abierto a las sugerencias de las constructoras, entre ellas, las españolas. Sacyr, ACS y Acciona ya explotan varias autopistas pero ha sido la primera de ellas la que ha logrado el visto bueno para uno de los proyectos que ha presentado al Ministerio de Obras Públicas. El tramo de la Ruta 5 que unirá Puerto Mont y Pargua, de 54 kilómetros de longitud, ha sido declarada de 'interés público', como consta en el informe anual del grupo.

La constructora competirá en el concurso internacional que convocará este departamento previsto para este año. La inversión alcanza los 70 millones de dólares (55 millones de euros).

Pero el proyecto más avanzado y el más cuantioso es otro trazado de la denominada Ruta 5 en su acceso norte que unirá La Serena y Caldera, justo el tramo siguiente al que ya explota Sacyr en este corredor (Los Vilos-La Serena, de 240 kilómetros). Tanto el presupuesto como las obras de mejora acaban de ser ampliadas por el Ejecutivo y de hecho es uno de los compromisos en materia de infraestructuras que anunció Bachelet recientemente. La inversión pasa de los 130 millones de dólares a unos 300 millones (237 millones de euros) porque de los 430 kilómetros de trazado de la concesión pasarán a tener doble carril más de la mitad, frente al proyecto inicial, como recoge la prensa local.

Capital privado

De ese montante, gran parte será aportado por las empresas concurrentes. De momento, 12 consorcios, entre ellos varios españoles, han mostrado su interés. El concurso está previsto para finales de este año y la concesión se alargará de los 22 años iniciales al entorno de los 30, lo que también tendrá su reflejo en un aumento de tarifas.

La tercera autopista de peaje por la que pujarán varios grupos internacionales tiene un presupuesto de 130 millones de euros, 73 kilómetros y unirá los municipios de Concepción-Cabrero. Las tres citadas son las más avanzadas dentro de un plan de infraestructuras que promete más negocio a las concesionarias, la mayor parte en manos de constructoras.

Itinere, filial de Sacyr, explota autopistas además de en Chile, en Portugal, Brasil (donde acaba de vender cuatro vías a OHL), Costa Rica y Bulgaria. Medirá fuerzas en autopistas con OHL, Acciona y ACS, principalmente.

Viaje a España. Un plan de 2.800 millones para infraestructuras

Las constructoras españolas figuran entre los inversores más deseados por el Gobierno chileno. No en vano, Madrid es una de las tres paradas que hará el ministro de Obras Públicas, Eduardo Bitrán, en el viaje que ha iniciado en Europa. Las otras dos son Reino Unido y Noruega.Bajo el brazo el ministro trae un plan de inversiones en infraestructuras por 3.600 millones de dólares (2.844 millones de euros) en los dos próximos años, como recoge el diario El Mercurio. Y una gran parte corresponde a autopistas, para las que las constructoras españolas son candidatas de primer nivel por su experiencia internacional.A esto une la promesa de cambio en la ley de concesiones, que está próxima a tramitarse, para garantizar aún más a las empresas extranjeras su rentabilidad.En la lista de infraestructuras, además del plan de autopistas que mejorará la red de norte a sur, se incluyen también nuevos contratos para la conservación de las carreteras existentes (similar al que después del verano comenzará a licitar el Ministerio de Fomento en España) y dos hospitales en Maipú y La Florida por 140 millones de dólares.Chile es uno de los países preferidos en Latinoamérica por las constructoras por la mayor seguridad jurídica. El sistema de concesiones, con diez años de vida, imita el modelo que lleva tres décadas funcionando en España.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_