_
_
_
_
_
Tormenta en los parqués

El dinero huye de la Bolsa y deja al Ibex por debajo de los 11.000

El miedo se palpa en el mercado. La corriente vendedora que azota a las Bolsas desde hace nueve días se acentuó ayer. Los inversores huyeron de los activos de riesgo y buscaron refugio en la deuda. El Ibex perdió el 2,84% y concluyó la sesión en los 10.950,2 puntos.

En cuestión de días el sentimiento de mercado ha sufrido un importante deterioro que ha provocado una huida masiva de los activos de más riesgo. Así, los mercados emergentes se desplomaron ayer, las materias primas acentuaron las caídas desde máximos y la Bolsa recortó con fuerza, lo que provocó un importante trasvase de dinero hacia la renta fija.

Los inversores se deshicieron de todo tipo de compañías y el Ibex sufrió un retroceso del 2,8%, sin que ni un solo valor del índice evitara las pérdidas. En todo el mercado continuo, tan solo Hullas del Coto Cortés (+0,09%) y Mecalux (+0,08%), lograron sumar avances mínimos.

El retroceso situó el Ibex en los 10.950,2 puntos, lo que implica que desde el máximo de 12.083,3 puntos al que cerró el 9 de mayo la caída asciende ya al 9,37%. En otras palabras, en tan sólo nueve sesiones la Bolsa ha recortado la ganancia anual al 2,015%.

Pocos analistas se atreven a hablar de cambio de tendencia, aunque reconocen que el fuerte repunte de la volatilidad en las últimas sesiones y la rapidez de la caída dificultarán el regreso de la confianza en el mercado.

Los inversores vendieron sin distinción ayer, pero las empresas más favorecidas en los últimos meses, como las constructoras, inmobiliarias y pequeños valores, sufrieron algunos de los retrocesos más sonados. El refugio se encontró en la deuda y el precio del bono subió el 1,81%.

La búsqueda de activos de menor riesgo acentuó las ventas en los mercados emergentes. En India y Rusia las caídas de más del 10% en estas Bolsas provocaron un parón de una hora pero no fueron los únicos descalabros. La Bolsa de Yakarta, el 6% y la turca, un 8,3%, por citar algunos ejemplos.

En el resto de Europa las caídas también fueron muy virulentas, superiores al 2,2%, lo que provocó que algunos índices como el Euro Stoxx o el Footsie entraran en pérdidas en lo que va de año.

Los inversores tampoco hicieron distinciones y los 18 sectores del índice Stoxx retrocedieron. Los mayores castigos correspondieron a los productores de materias primas, el índice especializado perdió el 6,1%, azotados por la caída del precio de los metales desde los niveles récord de hace dos semanas. En los últimos compases de la sesión, no obstante, llegó el rebote y al cierre el cobre, el zinc y aluminio recuperaron.

En Wall Street las pérdidas también cundieron en el mercado aunque con menor virulencia que en Europa. El Nasdaq cedió el 0,96%, mientras que el Dow Jones y el S&P 500 cedieron un 0,17% y un 0,39%, respectivamente.

La deuda se convierte en refugio

Los inversores buscaron refugio en la deuda ayer. Las fuertes ventas que se produjeron a nivel mundial provocaron un trasvase de dinero hacia la renta fija, un activo más seguro en épocas de incertidumbre. Así, la rentabilidad del bono español, que se mueve a la inversa que el precio, retrocedió un 1,81% en su tercer día a la baja hasta situarse en el 3,916%. En Europa y Estados Unidos la tendencia del mercado fue similar. El bono alemán cayó al 3,916% y el estadounidense, al 5,038%.

Los metales rebotan tras el desplome

La cotización de los metales ayer reflejó el nerviosismo que se vive en el mercado. La sesión amaneció marcada por otra oleada de ventas que se unía al desplome que sufrieron la semana pasada. Con el paso de las horas, sin embargo, llegó el rebote. El cobre, el zinc y el aluminio lograron recuperarse. El cobre subió el 1% pero aún pierde el 11% desde el récord que alcanzó del 11 de mayo. El oro, por su parte, suavizó la caída al 0,1% aunque aún cae el 8% desde máximos.

El euro repunta por las subidas de tipos

La caída de las Bolsas y las palabras que llegaron del Banco Central Europeo sugiriendo que están preparados para subir los tipos de interés ayudaron al euro ayer. La moneda única recuperó el 0,54% para situarse en 1,2847 dólares.Las palabras del miembro del consejo de gobernadores del BCE, Klaus Liebscher, incidiendo en la militancia del banco contra la inflación ayudaron al euro. El IPC en la zona euro alcanzó el 2,4% en marzo.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_