Pacto sobre las pensiones

Inminente acuerdo para la reforma de las pensiones

El borrador eleva ligeramente el periodo mínimo de cotización para el cobro

Apenas once días después del acuerdo sobre la reforma laboral, el pacto sobre el futuro de las pensiones está más cerca. Aunque los agentes sociales y el propio Ministerio de Trabajo dejan claro que todavía no hay acuerdo, el viernes se filtró un documento que servirá de base, en la mayoría de sus puntos, para una nueva etapa en la Seguridad Social. El sindicato Comisiones Obreras es el más remiso frente a dicho documento, porque, a su juicio, no aborda las cuestiones más esenciales para garantizar la sostenibilidad futura del sistema. Entre ellas, elevar la correlación entre las aportaciones a lo largo de la vida activa y las percepciones una vez se entra en el periodo de jubilación.

Sea como fuere, es altamente probable que en los próximos días se ratifique un acuerdo que aborde, entre otros extremos, los siguientes:

¦bull; Periodo mínimo de cotización Se eleva hasta 5.475 días efectivos (15 años) el periodo de cotización indispensable para acceder a una pensión de jubilación, desde los 4.700 actuales (algo menos de 13 años), tras excluir las pagas extras por mandato del Tribunal Supremo. Los días de cotización crecerán progresivamente durante cinco años, hasta llegar a los 5.475.

¦bull; Extensión de la pensión de viudedad Los supervivientes de parejas de hecho podrán acceder a ella si acreditan tener dependencia económica de los ingresos del fallecido en un 50% (si tienen hijos en común) o en un 75% (en caso contrario).

¦bull; Límites a la pensión de viudedad Para 'recuperar' su carácter de renta de sustitución, se reservará a situaciones en que el sustento económico del viudo dependiese del fallecido, aunque no se especifica cómo se constatará. Se requerirán dos años de vínculo conyugal o existencia de hijos en común; de lo contrario, la pensión será temporal.

¦bull; Complementos a mínimos En las pensiones contributivas, los que se produzcan como consecuencia del aumento de las pensiones en porcentajes superiores a la inflación, serán financiados con cargo a impuestos y no a cotizaciones sociales.

¦bull; Bases máximas de cotización Evolucionarán conforme a la variación real del IPC, y no de la prevista. Las bases mínimas 'garantizarán el equilibrio entre aportaciones y prestaciones en todas las carreras de cotización'.

¦bull; Incapacidad permanente A fin de evitar que se convierta en una vía de acceso a la protección para personas que no han cotizado lo suficiente, se eliminará en las profesiones con requerimientos físicos inasumibles a partir de cierta edad, y se establecerá un importe fijo para el complemento de gran invalidez, al margen de la cuantía de la pensión de incapacidad permanente absoluta.

¦bull; Incapacidad temporal Cuando derive de contingencia profesional y durante la prestación se extinga el contrato, el interesado seguirá recibiendo la prestación hasta el alta médica, pasando después, si reúne los requisitos, a desempleo, sin que el periodo de incapacidad consuma prestación por paro.

¦bull; Jubilación anticipada Se penaliza mediante coeficientes reductores. Para trabajadores con entre 30 y 34 años de cotización, un 7,5% por cada año que le falte hasta los 65 de edad. Se mejorarán las pensiones anteriores a 2002 de trabajadores con 60 o más años que hayan sido despedidos y acrediten 35 o más de cotización.

¦bull; Prolongación de la edad laboral Los que lleven su carrera más allá de los 65 años, verán incrementada su pensión en un 2% (o un 3%, si cotizaron más de 40 años) por cada año de más. Los que no alcancen la pensión máxima, tendrán derecho a incrementos de los mismos porcentajes sobre la base reguladora. La cantidad a percibir no podrá superar en ningún caso el tope máximo de cotización

¦bull; Cotización durante desempleo Para propiciar mayores cotizaciones, la base durante las situaciones de subsidio de desempleo para mayores de 52 años equivaldrá al 125% del salario mínimo, frente al 100% actual.

¦bull; Otras medidas Se modificará la regulación del Fondo de Reserva de la Seguridad Social para flexibilizar su gestión, de modo que se obtenga más rentabilidad del mismo. Se integrará en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos a los trabajadores por cuenta propia del Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social. Se espera reducir la morosidad, de forma que el índice al terminar la presente década sea inferior al 1%.

El sistema actual sería deficitario en 2015

El texto del borrador, que, según la mayoría de las partes, refleja 'avances hacia el acuerdo', cuenta con los principales reparos desde el sindicato Comisiones Obreras. El motivo fundamental es el alcance de la reforma: de momento, no llega al tema más polémico y el que mejor serviría para garantizar la sostenibilidad futura del sistema: la mayor correlación entre las aportaciones durante la vida laboral y las percepciones después de ésta. En definitiva, elevar el periodo de cómputo para determinar la percepción tras la jubilación.

La situación no es baladí, porque, según reconoce el Ministerio de Trabajo en un documento enviado a la Comisión Europea, el sistema de pensiones español, tal como está diseñado en la actualidad, entrará en números rojos a partir de 2015. El aumento de las prestaciones y el envejecimiento de la población -y, en consecuencia, la necesidad de hacer frente a más pensiones durante plazos más largos- dibujan un panorama preocupante. El sistema tendría superávit hasta 2014, fecha en la que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, que se empezó a dotar en 1999, llevaría acumulados 56.595 millones de euros. Una cantidad muy elevada, pero que sólo serviría para cubrir el déficit de los seis años siguientes. Según estos cálculos, el sistema sería insostenible por sí mismo dentro de sólo 15 años.

Fuentes Comisiones Obreras sostienen que la reforma, tal y como está planteada en la actualidad, no servirá para corregir este sombrío panorama, puesto que se compone de retoques puntuales sin llegar a abordar las claves del problema.

Gastos e ingresos

La Seguridad Social recaudó el año pasado 80.591 millones de euros, y gastó 86.612. De acuerdo con las previsiones del Ejecutivo, en 2020 la recaudación será de 158.917 millones, pero los gastos se dispararán hasta 176.638 millones.

Se endurecerán los requisitos para la jubilación parcial

Si finalmente se llega a un acuerdo similar a la situación actual de la negociación, la futura reforma endurecerá las condiciones para disfrutar de jubilación parcial. Según cálculos del secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, el coste de una jubilación parcial a los 60 años alcanza una media de 100.000 euros por trabajador.

El acceso a la misma se supedita en el documento a una edad mínima de 60 años, para mutualistas, y de 61, para el resto trabajadores (que en la actualidad sólo necesitan 60). Será preciso acreditar una antigüedad mínima de seis años en la empresa, así como un periodo de cotización de 30 años. La reducción de jornada permitida oscilará entre el 25% y el 75% de la habitual, frente al 15%-85% que establece la legislación actual.

La elevación de edades, plazos e intervalos se irá produciendo de forma gradual durante los cinco años siguientes a la aprobación de la ley, hasta alcanzar en el quinto los registros mencionados. Si el jubilado parcial acredita en la fecha de efectos los seis años de antigüedad y los 30 de cotización, la reducción podrá oscilar entre el 85% y el 25%.