Petróleo

Repsol y Total quieren garantías de rentabilidad para permanecer en Bolivia

Repsol YPF y Total han vinculado su permanencia en Bolivia a las negociaciones que mantendrán con el Gobierno de Evo Morales, quien ayer aseguró ante el Parlamento europeo que 'no se expulsa y expropia' a ninguna compañía y abogó por que éstas sean 'socias, no dueñas' de los recursos naturales.

Repsol YPF ha reiterado 'su voluntad' de 'quedarse en Bolivia, para lo cual ha iniciado un proceso de negociaciones', reconoce en un comunicado el presidente de la compañía en ese país, Luis García Sánchez. 'El propósito es llegar a un compromiso duradero, para lo que se hace necesario que el Gobierno reconozca la rentabilidad de las inversiones realizadas', asegura Repsol.

La petrolera 'confía en que el proceso de negociación que se desarrollará en los próximos meses llegue a buen término y, en ese sentido, destaca la voluntad expresada en los últimos días por el Gobierno' de Evo Morales para llegar a un acuerdo.

La compañía confirma que seguirá operando en los campos de producción bolivianos 'hasta el momento en que se definan los parámetros' del nuevo contrato con la compañía estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YFPB).

REPSOL 10,31 -0,83%

Tampoco la petrolera francesa Total ha decidido si se quedará en el país andino, así lo reconoce en una entrevista al diario Les Echos, Thierry Desmarest, presidente de la compañía. 'Total fue a ese país y creó riqueza realizando descubrimientos de gas relativamente importantes y consideramos que todavía tenemos mucho que aportar poniendo esos yacimientos en producción', pero reconoce que no lo hará a 'cualquier condición'.

æpermil;sta es la primera vez que el presidente de la petrolera gala valora la nacionalización de los hidrocarburos en Bolivia, donde Total posee una participación del 15% en dos yacimientos al sur del país, explotados por la brasileña Petrobras.

El presidente de Total también valora la situación en Venezuela. Espera que las cosas 'se aclaren' en el país presidido por Hugo Chávez, donde 'las reglas del juego han cambiado en varias ocasiones de forma bastante brutal'. 'Esperamos que la razón se imponga en ambos casos', concluye Desmarest.

Morales, en la Eurocámara

El presidente boliviano aseguró ante el Parlamento europeo que con la nacionalización de los hidrocarburos en el país andino 'no se expulsa ni expropia a nadie'. 'Cualquier empresa que invirtió en mi país tiene todo el derecho a recuperar su inversión y las utilidades, pero no al control. Serán socios, no dueños de nuestros recursos naturales', afirmó Morales ante el pleno de la Eurocámara.

En su intervención, el presidente boliviano explicó la nacionalización como una vía para prevenir la emigración económica de latinoamericanos a Europa, al tiempo que mostró su 'admiración' por la UE y abogó por fraguar entre los dos continentes 'una alianza estratégica por la vida'. Morales criticó a algunos medios de comunicación que a su juicio quieren enfrentar a su Gobierno con el de otros países, entre ellos el brasileño.

Lula busca 'un precio justo' para brasileños y bolivianos

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, aseguró ayer que su Gobierno negociará 'un precio justo para los bolivianos y también para los brasileños que consumimos su gas'.

El 60% del gas que importa Brasil procede de Bolivia y Petrobras es la principal petrolera que opera en el país andino, donde ha invertido unos 1.500 millones de dólares en 10 años.

Ante el temor a que un posible desacuerdo sobre los precios pueda provocar el desabastecimiento de gas, Lula da Silva reconoció estar 'convencido de que terminaremos garantizando al pueblo brasileño que no faltará gas'. Aseguró que Brasil 'precisa prepararse en materia energética' y debe 'trabajar para ser autosuficiente', aunque apuntó que eso no conlleva dejar de 'importar gas de Bolivia'. 'Siempre que el gas boliviano sea conveniente desde el punto de vista del precio', matizó.

Aseguró que los 'dos países precisan estar en paz, tener tranquilidad y renovar los acuerdos teniendo en cuenta los contratos que tienen'.