Diálogo social

El Gobierno firma con los agentes sociales una reforma laboral que califica como ¢histórica¢

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha presidido hoy martes en el Palacio de La Moncloa la firma del acuerdo sobre la nueva reforma laboral, pactada entre el Ejecutivo y los agentes sociales. Zapatero ha calificado como ¢histórico¢ este pacto, que contiene numerosas medidas para combatir la temporalidad en el empleo. Entre ellas, la que supone que los trabajadores temporales que lleven 30 meses con dos o más contratos en la misma empresa pasarán automáticamente a ser indefinidos. El texto cobrará fuerza jurídica mediante un real decreto-ley, por lo que entrará en vigor previsiblemente en julio.

Respecto al diálogo social, el jefe del Ejecutivo ha afirmado que confía en que este logro tenga continuidad en los próximos meses en lo que se refiere cuestiones tan relevantes en materia social y laboral como el futuro de las pensiones, el Estatuto del Trabajador Autónomo o el Plan Nacional de Asignaciones, y ha asegurado que se trata de un éxito del conjunto de la sociedad y va mucho más allá de los propósitos de una u otra opción política.

Un pacto equilibrado, según los sindicatos

El acuerdo ha sido rubricado por el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, los secretarios generales de CCOO y UGT, José María Fidalgo y Cándido Méndez, respectivamente, y los presidentes de la CEOE, José María Cuevas, y de CEPYME, Jesús Bárcenas.

Los sindicatos consideran el acuerdo "equilibrado" y destacan que la prioridad del texto es reducir el número de trabajadores con contrato temporal, cifrados por UGT en unos 5,3 millones, alrededor del 33% de las plantillas de las empresas españolas. Según el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, entre "un millón y un millón y medio" de trabajadores temporales pasarán a tener un contrato indefinido.

El presidente del Consejo Económico y Social (CES) de España, Jaime Montalvo Correa, se ha mostrado por su parte convencido de que, "aunque se podía haber ido más allá", la reforma del mercado laboral pactada entre agentes sociales y Gobierno "va a incidir muy positivamente", especialmente en la reducción de la temporalidad de los contratos.

Para contribuir al objetivo de mantener la creación de empleo y fomentar la utilización de la contratación indefinida, la reforma establece una cotización empresarial por desempleo para los contratos indefinidos menor que la actual y una reducción a los pagos al Fondo de Garantía Salarial.

También se modifica el sistema de incentivos a la contratación indefinida y un plan extraordinario para la conversión de empleo temporal en fijo bajo determinadas condiciones. El acuerdo también prevé la extensión del subsidio por desempleo de 6 meses a los mayores de 45 años sin responsabilidades familiares por haber agotado una prestación contributiva inferior a 12 meses.

En cuanto a las prestaciones del Fondo de Garantía Salarial, la reforma persigue mejorar la protección de los salarios adeudados a los trabajadores en caso de insolvencia empresarial. Las conversaciones en busca de un consenso para la reforma laboral se iniciaron poco después de la llegada al poder del Gobierno socialista hace dos años.