EDITORIAL

Rebajas en el 'roaming'

La fijación de precios por las autoridades debe ser la excepción en una economía de mercado. Sin embargo, parece haber resultado efectiva la amenaza de la comisaria de Sociedad de la Información, Viviane Reding, de recortar a la fuerza los precios que las compañías de móvil cobran por las llamadas realizadas o recibidas en el extranjero (el roaming o llamadas en itinerancia internacional). Las operadoras, con Vodafone al frente, han empezado a anunciar rebajas de precios para calmar a las autoridades. La Comisión debe vigilar que tales rebajas no sean meramente cosméticas y, si las tarifas siguen siendo abusivas, intentar que los precios bajen mediante mecanismos de mercado favorecedores de la competencia. Sólo en último caso debe intervenir de forma directa y, llegado ese caso, atendiendo a las singularidades de cada mercado, con especial cuidado con aquellos que, como España, son receptores masivos de turistas.