Inmobiliaria

Rivero califica de "defensiva" su contraoferta para hacerse con el 26% de Metrovacesa

Convocados por la Asociación de Periodistas de Información Económica, Joaquín Rivero y Juan Bautista Soler han explicado hoy sus planes de futuro en el caso de que triunfe la contraoferta que lanzaron el pasado viernes sobre el 26% de la constructora. El actual presidente de Metrovacesa, que posee el 6,68% del capital, y el accionista (5,6%), se han unido con una contraoferta que han calificado de "defensiva" para hacer frente a la OPA presentada por Sacresa (de la familia Sanahuja, principal accionista de la compañía).

Su contraopa, que valora cada título de la compañía a un precio de 80 euros, compite con la presentada hace unas semanas por los Sanahuja, accionistas de referencia de la compañía con el 24,29% del capital- a 78,1 euros por título, y se da la circunstancia de que fue presentada a la CNMV sólo minutos antes de que los Sanahuja presentaran una mejora sobre su primera oferta.

Dado que una contraopa bloquea cualquier intento de mejora, la Comisión Nacional del Mercado de Valores impidió dicha mejora: los Sanahuja sólo pueden competir ahora en los términos de la primera OPA, o lanzar una oferta por el 100% de la compañía.

Siguiente paso: mejoras en sobre cerrado

En este sentido, Rivero ha declarado hoy que no contempla que la familia Sanahuja mejore la oferta pública de adquisición de acciones que el pasado mes de marzo lanzó sobre un 20% de la compañía, al estar obligada a extenderla al 100% del capital, lo que elevaría la operación a un máximo de unos 15.000 millones de euros.

Rivero recordó además que una OPA por el 100% de Metrovacesa requiere opar también a la sociedad francesa Gecina, controlada por la inmobiliaria española con cerca de un 70% del capital, y presentar además avales por los créditos que tiene condicionados a cambios de control del accionariado, valorados en un total de unos 3.000 millones de euros.

Portavoces de La familia Sanahuja anunciaban este fin de semana que no piensan presentar una nueva oferta, y que mantendrán la que lanzaron -a través de su sociedad Sacresa-, a principios de marzo. Eso significa que el siguiente paso en la batalla por controlar la pujante inmobiliaria se hará a sobre cerrado, y en los despachos de la CNMV. Y después, hablarán los accionistas.

Rivero no descarta nuevas adquisiciones

Por otro lado, el presidente de la compañía explicó los planes de futuro que tiene para la misma: aseguró que en el plazo de dos años los títulos de Metrovacesa se revalorizarán por encima de estos 80 euros por acción que proponen en su oferta y afirmó que es preciso "saber lo que hay que hacer y trabajar para conseguirlo". Rivero no cerró las puertas a nuevas adquisiciones, siguiendo así con su política de comprar "siempre que surge una oportunidad que genere valor".