Tiendas

Sfera duplicará su red en dos años

Sfera, la cadena más joven de El Corte Inglés, ha pisado el acelerador para duplicar su tamaño entre este año y el que viene y poder adentrarse en un segmento de mercado que dominan cadenas como Zara, Bershka o H&M. Sfera, que comenzó el ejercicio con 50 establecimientos, prevé cerrar 2007 con un centenar de tiendas. Durante 2006 inaugurará 16, y ya tiene apalabrados locales para lograr sus objetivos del próximo año.

La cadena de moda más joven y atrevida del grupo El Corte Inglés está en pleno proceso de expansión y con un ligero cambio en el modelo de tienda. Sfera, que comentó este ejercicio con 50 establecimientos, espera duplicar su tamaño en sólo dos años, lo que supondrá alcanzar el centenar de locales a finales de 2007.

Según fuentes de la empresa, Sfera inaugurará este año un mínimo de 16 establecimientos, de los cuales tres estarán en Bélgica y el resto, en España. Esto situará a la compañía en 66 puntos de venta al cierre del ejercicio. Pero lo más importante es que la cadena de moda ya tiene firmados locales para lograr sus objetivos de llegar a las 100 tiendas en año y medio. Esto supondrá más de 30 inauguraciones para el próximo año.

Con este ritmo de aperturas, Sfera se acerca a los planes de crecimiento de cadenas como Stradivarius (35 a 45 anunciadas), Pull & Bear (entre 45 y 55) o incluso Bershka (de 65 a 75), todas del grupo Inditex. Pero aún se queda muy lejos del plan que tiene Zara, la cadena estrella del grupo gallego, con una previsión de entre 130 y 140 tiendas para este ejercicio, según anunció a finales de marzo el consejero delegado, Pablo Isla.

Fuentes de Sfera explican que no se puede comparar el ritmo de aperturas de ambas cadenas, ya que Sfera es mucho más joven que cualquiera de las citadas. 'En todo caso, si no abrimos más es porque no encontramos los locales adecuados', precisan.

Y es que Sfera ha cambiado su modelo de establecimiento hacia locales más grandes y en las mejores ubicaciones comerciales de cada ciudad (en línea con lo que hace Zara desde hace tiempo).

El local más pequeño para un Sfera es de 580 metros cuadrados, pero en algunos casos llega a ser un edificio completo como el que inauguró hace justo un año en la madrileña calle de Preciados, junto a la Puerta del Sol (seis plantas con todas las secciones que abarca la cadena y con la colección completa de cada una de ellas).

Dentro del plan diseñado por la compañía para 2006 y 2007 se incluye la entrada en ciudades consideradas clave y en las que ahora no están presentes, como Zaragoza o Coruña, por ejemplo. En todo caso, su crecimiento se ha concentrado sobre todo en Madrid, donde este año se abrirán siete tiendas, alcanzando las 16. Algunas estarán ubicadas en centros comerciales, pero la mayoría están a pie de calle en zonas de mucho tránsito.

Internacionalización

La otra pata del desarrollo de la cadena de moda dirigida a un consumidor de entre 15 y 25 años, principalmente, es la internacionalización, un proceso que aún no ha cumplido el año.

Sfera inauguró en septiembre del año pasado su primer establecimiento fuera del mercado español, concretamente en la ciudad portuguesa de Coimbra, y ya cuenta con cinco tiendas en el extranjero. Posee dos en Grecia (Salónica y Atenas) y dos en Bélgica (Bruselas y Lieja -inaugurada esta misma semana-), además de la citada de Portugal.

Antes de que finalice el año habrá incorporado dos más en Bélgica, una en Amberes y la otra en Hasselti, aseguran fuentes de la cadena, que reconocen la aún escasa experiencia internacional de la compañía.

De momento, Sfera se concentrará en estos tres países para experimentar en mercados próximos a la cultura mediterránea (en el caso de Portugal y sobre todo Grecia) y centroeuropea (con Bélgica). El desarrollo de nuevos países dependerá del resultado que se obtenga en estos mercados y, sobre todo, de la decisión que adopte el presidente del grupo El Corte Inglés, Isidoro Álvarez, que sigue de cerca la evolución de la cadena de moda.

El cine Imperial, próximo buque insignia

Uno de los cines más emblemáticos de la Gran Vía madrileña va a convertirse en el próximo buque insignia de la cadena Sfera. Con el reciente cambio de normativa del Ayuntamiento de Madrid, las clásicas salas de proyección del centro de la ciudad pueden reconvertir su uso, pero sólo con dos alternativas: pasar a ser multisalas cinematográficas u optar por su adaptación como espacio comercial.

æpermil;ste es el caso del cine Imperial, cerrado desde hace meses, pero que próximamente comenzará las obras para modificar su uso y crear una de las mayores tiendas de la cadena joven de El Corte Inglés. En total, son unos 1.000 metros cuadrados de superficie, incluidas aquellas zonas que habrá que conservar por su riqueza arquitectónica o por estar protegidas por la normativa urbanística.

Se da la circunstancia que en la misma acera de la Gran Vía, y en poco más de 100 metros, se situarán dos tiendas de la misma cadena. La del cine Imperial se dedicará a moda de hombre y mujer, mientras que la situada en el antiguo locutorio de Telefónica ofrecerá las colecciones de niños y jóvenes.

Entre medias de las dos Sfera, y a modo de bocadillo, se sitúa una gran tienda de Stradivarius (del grupo Inditex) y otra de la cadena sueca H&M.