Opa

Sanahuja gana tiempo en el pulso con Rivero por controlar Metrovacesa

Joaquín Rivero, presidente de Metrovacesa con el 6,7%, y Bautista Soler, con el 5,4%, presentaron el viernes una contraopa por el 26% de la inmobiliaria ofreciendo 80 euros por acción, un total de 2.117,17 millones de euros. Las posibilidades de la empresa de los Sanahuja para superar la nueva propuesta son muy limitadas.

Joaquín Rivero ha dado a probar a la familia Sanahuja su propia medicina. La opa lanzada a principios de marzo por la firma catalana Cresa por el 20% de la inmobiliaria fue interpretada entonces por el presidente de Metrovacesa como una traición. Y, al igual que los Sanahuja, Rivero presentó el viernes su contraoferta sin comunicar antes sus intenciones.

Cresa trató de reaccionar a la opa de Rivero y Bautista Soler (por el 26% de Metrovacesa, a 80 euros por acción) elevando su propuesta hasta los 82 euros por título, antes de las 9 de la mañana del viernes. Sin embargo, la CNMV ya había recibido la nueva oferta del presidente de Metrovacesa y del primer accionista del Valencia. Y una vez que dos ofertas entran en competencia no es posible mejorarlas (ver apoyo) hasta entrado el periodo de aceptación.

El movimiento de Rivero y Soler arrincona las aspiraciones de los Sanahuja en Metrovacesa: si Cresa quiere subir de precio su oferta y batir a Rivero, tiene que, al menos, igualar el porcentaje de capital al que se dirige, esto es, tendría que llegar al 26%. Dado que ya tiene más del 24%, superaría el 50%, umbral a partir del cual debería, por ley, lanzar una opa por la totalidad del capital.

Morgan Stanley actuará como principal avalista de la nueva oferta de Joaquín Rivero y Bautista Soler, de 2.117,17 millones de euros

METROVACESA 6,10 2,01%

De hecho, el viernes por la tarde, Cresa informó a la CNMV que, en el caso de que sean aprobadas ambas ofertas, la compañía 'se reserva todos los derechos que le concede la normativa aplicable, y así concretamente los de retirar su oferta, mantenerla o mejorarla'.

La compañía añade en su comunicado que, asumiendo la aprobación de las dos opas, 'tan pronto Cresa adoptase una decisión respecto a la oferta presentada por ella y hoy en trámite de autorización lo pondrá en conocimiento del regulador'.

El plan de Joaquín Rivero y Bautista Soler se instrumenta a través de sus sociedades Alteco Gestión y Mag-Import (en la que también participa la hija de Bautista Soler, Victoria Soler Luján, consejera de Metrovacesa). En su comunicado, ambos aseguran que presentarán la próxima semana avales bancarios por 2.117,17 millones de euros, pero no indican qué entidades financiarán su oferta. Además, señalan que la contraprestación ofrecida será 'íntegramente abonada en efectivo'.

Según fuentes que participan en el proceso, Morgan Stanley será la entidad que asuma mayor peso en el préstamo bancario necesario para avalar la oferta del presidente de Metrovacesa. La entidad no confirmó el viernes esta información.

La acción de Metrovacesa en Bolsa subió el viernes un 2,41%, a 76,45 euros.

Los nombres de la operación. Encuentros y desencuentros

Joaquín Rivero. Presidente de Metrovacesa

Nacido en Jerez en 1945, desde su juventud ha estado ligado a los negocios inmobiliarios. En 1997 alcanzó la presidencia de la inmobiliaria Bami y tres años después se hizo con Zabálburu, compañía de mayor tamaño que Bami. Desde la nueva empresa adquirió Metrovacesa, compañía a la que ha convertido en uno de los líderes del sector en Europa tras comprar el pasado año la francesa Gecina. El viernes volvió a mostrar que no da una batalla por perdida al responder de forma contundente a la oferta lanzada en marzo por Cresa, dejando poco margen de maniobra a la familia Sanahuja.

Bautista Soler. Accionista de Metrovacesa

Bautista Soler Crespo (Turís, Valencia, 1929) es uno de los nombres de referencia del sector inmobiliario de la Comunidad Valenciana. Comenzó a mediados de la década de los cincuenta a ejercer de lo que entonces se conocía como corredor de fincas para poco a poco ir creando un importante grupo inmobiliario en Valencia. Al margen de su actividad inmobiliaria, Soler destaca por su implicación en el negocio del espectáculo. Ha llegado a gestionar hasta 42 pantallas de cine en Madrid y 14 en Valencia y llegó a producir 10 películas españolas. Hoy es primer accionista del Valencia CF, que preside su hijo.

Jesús García de Ponga. Directivo de Cresa

Los Sanahuja ficharon a Jesús García de Ponga, que provenía de la división inmobiliaria de BBVA, para gestionar la oferta sobre Metrovacesa de principios de marzo. El directivo es calificado por fuentes del sector como 'la persona ideal' para llevar a cabo la operación. La impresión ahora es que De Ponga ha recibido la misma medicina que él empleó a la hora de lanzar la oferta por el 20% de Metrovacesa (al no informar al consejo de la inmobiliaria los planes de opa); De Ponga sin embargo mantenía el viernes la calma, indican fuentes cercanas al ejecutivo, estudiando el próximo paso de Cresa.

En sobre cerrado y al quinto día de la opa

Una sociedad que haya lanzado una oferta de compra sobre otra puede mejorar los términos de la operación a no ser que medie otra oferta competidora. En este caso, que es precisamente lo que ha ocurrido en el caso de Metrovacesa, la normativa obliga a congelar ambas ofertas antes de que se celebre una suerte de subasta, ya cuando las operaciones han sido tramitadas y aprobadas por la CNMV.

De seguir las cosas como hasta ahora, la CNMV deberá dar luz verde a las dos ofertas, que entrarían a la vez en el periodo de aceptación, plazo en el que los accionistas tienen derecho a acudir a las ofertas. En el quinto día hábil de este periodo de aceptación, las ofertas competidoras se pueden mejorar. Los compradores pueden remitir a la CNMV un sobre cerrado con las nuevas condiciones el quinto día hábil de dicho plazo. Esta modificación puede consistir en la mejora del precio o en el aumento del número de acciones al que se dirige.

Así, Cresa podría haber mejorado la oferta sobre Metrovacesa antes de haberse lanzado la contraopa. Pero, una vez que se entra en el mecanismo de ofertas competidoras, lo único que pueden hacer las partes -tanto las dos que están implicadas actualmente como las que podrían llegar antes de que se cierren las opas actuales- es o bien retirarse o bien esperar al quinto día y participar en la subasta en sobre cerrado. De ahí la importancia de que el viernes la CNMV recibiese el anuncio de contraoferta de Rivero antes que el anuncio de mejora de la opa de Sacresa.

Varias opciones

Cresa puede retirar su oferta o esperar a que su opa sea aceptada por la CNMV y, al quinto día hábil del periodo de aceptación, mejorarla. Además, puede aguardar a que los accionistas acudan también a su oferta inicial, a pesar de ser inferior a la de Rivero.