Energía renovable

Conergy aspira a alcanzar el 25% del mercado de renovables

Ser una de las cuatro principales compañías en el sector español de energías renovables. æpermil;se es uno de los objetivos que se ha marcado el grupo alemán Conergy, que ayer presentó en Madrid la creación de su nueva filial, Conergy España. Para alcanzar este objetivo, el grupo energético pretende 'lograr una cuota de mercado del 25% en 2006', elevar su facturación en España hasta 125 millones de euros y triplicar la energía suministrada hasta 25 megavatios (MW).

Como parte de su proceso de expansión, Conergy España afirma que este año comenzará a construir la mayor planta termoeléctrica de Europa. Pero la compañía se muestra reticente a la hora de señalar la futura ubicación de su planta. 'Estará en el suroeste del país, en una zona muy soleada', se limitó a reconocer Alberto Medrano, director de Conergy para el sur de Europa y norte de África durante la presentación de su división española. La instalación ocupará una superficie de 200 hectáreas, será financiada por la propia compañía, y alcanzará una potencia de 100 MW. Según Medrano, será la primera planta de estas características que se construirá en España, aunque el grupo aún está pendiente de conseguir todos los permisos administrativos. Además de este proyecto, la firma pretende ejecutar en 2006 sus dos primeras plantas de refrigeración solar.

Conergy es el segundo grupo mundial y el primero europeo por facturación en el mercado de la energía solar fotovoltaica (en 2005 sus ventas superaron los 530 millones de euros). La empresa germana ya estaba presente en España a través de las compañías AET (dedicada a la distribución) y Sun Technics (ingeniería). Pero con la creación de Conergy España quiere convertir esta división en la plataforma tecnológica y en el país de referencia en Investigación y Desarrollo (I+D) de todo el grupo. Otra de las áreas de Conergy es Voltwerk, especializada en la búsqueda de inversores privados e institucionales para los proyectos que pone en marcha.

El grupo alemán pretende que su facturación en España alcance los 125 millones

Junto a la planta termoeléctrica, la compañía baraja más posibilidades para crecer en España, por ejemplo, el sector de los biocombustibles. 'Queremos aterrizar en este mercado', reconocía Alberto Medrano, 'estamos explorando el terreno'. Medrano apuntó a una modalidad concreta de biocarburantes, el biodiésel, donde asegura que España se convertirá en 'mercado importante'. El plan español de energías renovables establece que, en 2010, el consumo de biocarburantes deberá alcanzar el 5,83%. Además, Medrano indicó que la empresa alemana pretende crecer vía adquisiciones, con 10 compras anuales durante los tres próximos ejercicios.

Marco legal favorable

'España goza de unas condiciones climáticas muy favorables para la energía fotovoltaica', afirmó Alberto Sanromán, director de Conergy España. Además, Sanromán señaló el 'excepcional marco legal' que favorece el desarrollo de este tipo de energía.

Desde 2004, la legislación obliga a las eléctricas a comprar toda la energía solar generada a un precio que supera en un 575% el de tarifa. Además valoró positivamente el reciente Código Técnico de Edificación por el que las nuevas edificaciones deberán contar con instalaciones solares térmicas.

Alberto Medrano apuntó que, aunque en un primer momento las eléctricas eran reticentes respecto a las platas de energía solar, actualmente las mayores trabas proceden de las administraciones locales.

'Burbuja fotovoltaica'

La Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA) considera que el sector de la energía solar fotovoltaica está experimentando un sobrecalentamiento que, aseguran, 'no se corresponde con la realidad del mercado español, aún inmaduro, ni con la disponibilidad de paneles solares'.

APPA afirma que los 'nuevos actores entrantes, ilusionados con las expectativas irreales que han alimentado promotores sin rigor ni escrúpulos, están propiciando una situación de burbuja especulativa'. La asociación considera que esta situación debería reconducirse con medidas administrativas y 'dosis de ética promovida desde las asociaciones profesionales'.

APPA calcula que las solicitudes de conexión a la red eléctrica para futuros proyectos fotovoltaicos suman más de 6.000 MW. Sin embargo, indica que, según los datos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), esta tecnología cerró 2005 con 38 MW conectados a la red.