Laboral

Robert Bosch planea despedir a 250 trabajadores en Madrid

La dirección de la planta de Robert Bosch en Madrid ha planteado a los sindicatos la posibilidad de reducir entre 200 y 250 puestos de trabajo, aproximadamente, hasta el año 2009 en estas instalaciones, que cuentan actualmente con una plantilla de 815 trabajadores. El comité de empresa, integrado por UGT y CC OO, ha convocado nueve días de huelga para exigir el mantenimiento del empleo.

En fuentes de la empresa confirmaron ayer que, en el marco de las negociaciones del convenio colectivo de la planta madrileña, la compañía ha planteado que, 'salvo un cambio radical de las circunstancias del mercado, cabe la posibilidad de ajustar la plantilla a las necesidades, lo que supondría situarla entre 550 y 600 personas a principios de 2009', frente a los más de 800 trabajadores con que cuenta actualmente las instalaciones.

Los paros convocados comienzan mañana e incluyen los días 22 y 26 de abril, así como el 4 de mayo y otros cinco días aún por fijar.

La planta de Bosch en Madrid, construida en el año 1945, está especializada en la producción de sensores de aceleración y ultrasonido, módulos electrónicos de control y reguladores electrónicos de tensión, destinados entre otras funciones a los sistemas de ayuda al aparcamiento o a la aceleración de los sistemas de airbag.

El presidente de Robert Bosch España, Micha Kirchhoff, admitió el pasado 5 de abril en un encuentro con los medios que la empresa no descarta llevar a cabo futuras reestructuraciones en España, como consecuencia de la presión competitiva mundial. Bosch dispone de 18 instalaciones en España que emplean a cerca de 8.000 personas.