EDITORIAL

Más poder para la CNE

En sus alegaciones al anteproyecto de ley de competencia, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) reclama más poder para los reguladores sectoriales a la hora de combatir las prácticas que atenten contra la competencia. Su propuesta supondría que la CNE o la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones actuasen como instructores en los expedientes sancionadores relacionados con las empresas de sus respectivos sectores. La ley, por ahora, se limita a requerir un informe de los reguladores sectoriales, pero deja la instrucción de los expedientes en manos de la futura Comisión Nacional de Competencia. Las alegaciones de la CNE parecen acertadas y aún es posible en el trámite de la ley acentuar los mecanismos de cooperación entre los reguladores, aunque tras el precedente del decreto para frenar la opa de Eon, pueda sonar raro recomendar dar más poderes a la CNE.