CincoSentidos

Un sueño en una casa encantada

El vitoriano José Antonio Cotrina (1972) tuvo en su adolescencia un sueño con una casa encantada, y finalmente le ha dado forma en la novela La casa de la colina negra (Alfaguara), un libro que supone un jalón significativo en la trayectoria de la colección que la acoge: es el primer libro escrito originalmente en castellano en un sello dedicado a la literatura fantástica juvenil.

Cotrina lleva años convirtiéndose en uno de los más destacados representantes de la literatura fantástica en España, sumando premios del género y publicaciones en revistas y fanzines especializados.

Ahora, con su segunda novela, accede a un público nuevo ofreciéndole las mismas cualidades con las que ha ido creciendo como escritor: fantasía, aventura, mucha imaginación, mucho ritmo y unos toques inquietantes, en el seno de una obra sobre un tema clásico de la literatura siniestra, el de la casa encantada.

'Me gusta mezclar la realidad y lo fantástico', afirma Cotrina, 'combinar una familia compuesta por un hada y un mago con los problemas cotidianos de un chaval'. El sueño adolescente que derivó en la presente novela contenía los elementos presentes ahora, a los que ha sumado otras influencias: 'Ray Bradbury, John Crowley o, por qué no decirlo, la Familia Monster y la Familia Addams', apunta.

Es la primera obra orientada al público juvenil que escribe este autor, que no ha rebajado por ello el tono de su poética: 'No creo que los lectores jóvenes demanden ahora un material rebajado en intensidad, por ejemplo en lo que hace referencia al terror. No me he limitado: creo que es una novela para todos los públicos… quizá mayores de doce años, acompañados'.

La casa de la colina negra coincide con otros títulos de éxito en el mercado juvenil en los últimos años en tomar una leyenda conocida para darle nueva forma. Concretamente en este caso, la del Minotauro micénico: 'Es un tema que me atrae, que creo que está cargado de sugerencias. Confío en que los lectores se queden con la curiosidad de profundizar al respecto tras leer mi libro'.

Al igual que otros autores del género fantástico, Cotrina todavía no es tan valorado por el público general español como por el europeo, donde la literatura de este tipo goza de un mayor predicamento. Como ejemplo, la primera novela del escritor vitoriano, Las fuentes perdidas, será publicada este mismo año en Turquía, y puede haber también traducciones al francés o el italiano.

'El apoyo que encontré en ese entorno de la literatura fantástica ha sido fundamental para mi carrera. La existencia de premios, de publicaciones con un creciente nivel de exigencia y de un entorno lector muy activo me ha permitido ir escalando peldaños', explica el escritor vasco.