Distribución

Gescartao cierra una fábrica de producción de embalaje en Portugal

Gescartao informó ayer de su decisión de cerrar una fábrica de producción de embalaje en Marinha Grande (Portugal). La planta estaba especializada en productos de embalaje principalmente de los sectores vinícola y de la cerámica, según informó la empresa al organismo regulador del mercado portugués. Tiene 53 trabajadores en la actualidad. Gescartao es una sociedad íntegramente participada por la española Papeles y Cartones de Europa (Europac).

El motivo de la clausura, según la empresa, 'es la falta de rentabilidad de las instalaciones'. La compañía especifica que las causas de este bajo rendimiento son 'la situación del mercado y las características de la propia instalación', informó ayer la empresa en el comunicado.

A estas razones económicas, se unen otras medioambientales. La fábrica está situada en el casco urbano de Marinha Grande con los consiguientes problemas de ruidos y de emisiones de gases que conlleva para los habitantes de la zona.

En septiembre de 2000, Gescartao redefinió el 'posicionamiento estratégico' de la planta de Marinha Grande y 'abandonó el negocio de producción', explica el comunicado. La empresa portuguesa trasladó esta producción al resto de las instalaciones de Gescartao y mantuvo en esta planta la manipulación de cajas de cartón. Con ello, 'la empresa pretendía rentabilizar un volumen de producción insuficiente para el normal funcionamiento de la instalación', justificó la nota.

Desde esa fecha hasta finales de 2005, el número de empleados de la fábrica de Marinha Grande se redujo de los 140 hasta las 53 personas. A pesar de estas medidas, Gescartao mantiene que 'la fábrica no logró alcanzar nunca el umbral de rentabilidad, manteniéndose en niveles de pérdidas constantes'.