Central de Balances

Las empresas no financieras ganan un 26,2% más por los extraordinarios

Las empresas no financieras cerraron 2005 con un incremento del resultado neto del 26,2%, según los datos de la Central de Balances Trimestral del Banco de España, que recoge los datos acumulados del pasado ejercicio.

El resultado neto de las empresas que participan en la Central de Balances Trimestral del Banco de España se incrementó un 26,2% en 2005, una subida que multiplica por tres el registrado en el ejercicio anterior y que se debe a la positiva evolución de los extraordinarios.

La entidad afirma que el menor crecimiento de los resultados de explotación y los mayores gastos financieros (7,8%) se han visto compensados por la entrada de dividendos provenientes de las filiales extranjeras, lo que permitió a los ingresos financieros crecer un 22,6%. Con estas evoluciones, el Resultado Ordinario Neto (RON) creció un 12,5%.

En 2005 se registró un nuevo descenso del número de empresas participantes. En total, aportaron sus datos 728 empresas, frente a las 817 de 2004 y las 831 de 2003. Las empresas que colaboraron en 2005 representan el 12,9% del Producto Interior Bruto (PIB) del conjunto de sociedades no financieras.

La entidad destaca que el Valor Añadido Bruto (VAB) de las empresas que participan en la Central de Balances aumentó un 4,6% en 2005, tasa algo más de un punto inferior a la alcanzada un año antes (5,8%). Apunta como causa a la escasa representación de las empresas pertenecientes a los sectores con mayor dinamismo, como construcción y determinados servicios. Además, asegura que la ralentización de la actividad se produce en un escenario donde la demanda interna ha sido el principal motor de crecimiento y por la pérdida de importancia relativa del sector exterior, ya que las compañías dedican a éste el 11,3% de su cifra de negocio frente al 12,2% del ejercicio anterior.

El mayor crecimiento de las empresas participantes se registró en los sectores de energía y comercio. En el sector energético (cuyo VAB registró una tasa del 9,7%) las compañías se vieron favorecidas por la subida de los precios del petróleo. Una subida que afectó negativamente a los demás sectores, sobre todo a transportes y comunicaciones. En cuanto al comercio, el incremento del VAB fue del 3,9%, sustancialmente inferior a la de 2004 cuando alcanzó el 6,9%.

Respecto a los resultados de las empresas industriales (cuyo VAB creció un 0,9%), el Banco de España destaca que pese a comenzar 2005 con una evolución positiva, fueron empeorando a lo largo del año debido tanto a la caída de los márgenes como a la debilidad de la demanda en los países de la zona euro.

Por otro lado, la Central de Balances afirma que la moderación de la actividad no se ha trasladado en la misma medida a los procesos de creación de puestos de trabajo (0,8%), mientras que los gastos de personal aumentaron un 3,8% y las remuneraciones un medias un 3%.