_
_
_
_
_
Automoción

Delphi plantea desprenderse de 21 de sus 29 plantas en EE UU

Delphi, el mayor fabricante de componentes de automoción, plantea cerrar o vender 21 de sus 29 plantas en EE UU. La empresa presentó este plan al juez de su quiebra al que también ha pedido anular el convenio colectivo. Los sindicatos amenazan con una huelga que pondría a su mayor cliente, General Motors, al borde de la quiebra.

Después de meses de infructuosas negociaciones entre Delphi, el sindicato de la automoción y su mayor cliente (y antigua matriz) General Motors, el fabricante de componentes presentó ayer ante el juez Robert Drain, un plan para salir de la suspensión de pagos en la que opera desde octubre. El plan, que Drain empezará a examinar el 9 de mayo plantea una fuerte reducción de sus actividades.

La empresa ha decidido que hay operaciones como la fabricación de frenos y chasis, catalizadores, cabinas y paneles de instrumentos, módulos de puertas y cerraduras, dinámica de marcha, rodamientos de dirección y ruedas, que no son fundamentales y se desprenderá de ellas. Así, en EE UU, la compañía espera cerrar o vender 21 de sus 29 fábricas en 2008.

Delphi plantea restar 8.500 empleos de su nómina de asalariados (el 25% del total). En las oficinas corporativas se prescindirá del 40% del personal para ahorrar 450 millones de dólares anuales.

Con todo, lo más discutido y que más consecuencias puede tener es la petición de Delphi de modificar los contratos con los trabajadores cubiertos por convenio, algo que ha sido imposible con la negociación pero que se hará si el juez lo decreta.

Los sindicatos, que rechazaron esta semana una oferta en la que se planteaba una fuerte reducción de salario y prestaciones sociales, han amenazado con una huelga que afectaría a clientes como Ford o Nissan y al resto de los fabricantes de componentes. No obstante, a GM la empujaría al borde de la quiebra puesto que tendría que cerrar sus fábricas. GM, que está en una situación muy delicada y tiene en marcha su propia reorganización podría perder unos 8.000 millones en los primeros 60 días de huelga. De hecho, GM ha expresado su disgusto por esta resolución y los sindicatos han reafirmado su compromiso con la huelga. La lista de cambios exigida por Delphi para salir de la quiebra en 2007 también pasa por la congelación de las pensiones y la renegociación de contratos con GM a quien, según dice su consejero delegado Steve Miller, se le vende a pérdida.

El grupo dice que 'habrá impacto internacional'

Hasta ahora, los efectos de la suspensión de pagos Delphi se habían limitado a EE UU. El viernes, esta situación cambió. Un portavoz confirmó a Cinco Días que el plan de viabilidad propuesto al juez de suspensión de pagos tendrá algún impacto internacional', si bien aseguraron que aún no hay más detalles al respecto. Es lógico pensar que Delphi no estará interesada en aquellas plantas que estén ocupadas con productos que han dejado de ser estratégicos.Delphi emplea en España a 4.800 empleados en cinco plantas -Pamplona, Tarazona (Zaragoza), Puerto Real (Cádiz), Sant Cugat del Vallès y Sant Vicenc dels Horts (Barcelona)-. En Sant Cugat del Vallés, que fabrica sistemas diésel. La planta de Puerto Real trabaja los fabrican direcciones, suspensiones y rodamientos. La de Tarazona, cableado para varias compañías.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_