La batalla energética

La CNE considera que Bruselas no puede vetar sus decisiones

No hay ningún antecedente de que Bruselas haya opinado sobre los cientos de dictámenes elaborados por la CNE en operaciones de compra de empresas que ha examinado por la función 14. Tampoco en el caso de la de Eon tendría potestad alguna. Así lo entiende el regulador tras estudiar la carta de la CE en la que recuerda al Gobierno español que podría vetar las decisiones de la CNE.

La Comisión de la Energía, que examina desde el pasado viernes la opa de Eon sobre Endesa, ha recibido del Gobierno la extensa carta que éste recibió la semana pasada de la comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, en la que indicaba que Bruselas podría vetar cualquier decisión del regulador español. En este sentido, pedía que se le informara del resultado del análisis que la CNE está haciendo de la opa de la alemana a la luz de la función 14 (la que le permite dictaminar sobre operaciones que pueden poner en riesgo las actividades reguladas de distribución y transporte). Algo que, según fuentes del Ejecutivo, ya pensaba hacer.

Sin que haya planteado la más mínima duda de que la operación, desde el punto de vista de la competencia, corresponde en exclusiva a la Comisión Europea, el regulador energético considera que su función 14 nunca había sido puesta en cuestión por Bruselas en los 220 dictámenes que ha elaborado hasta ahora. Y, pese a haber sido ampliada por el Gobierno (ahora afecta también a las operaciones cuando la que tiene actividades reguladas es la empresa comprada Endesa, en este caso y no sólo la compradora, como ocurría hasta ahora), los argumentos de Kroes no parecen tener valor legal, según fuentes cercanas a la CNE. 'En materia sectorial, la CE no tiene derecho de veto'. Según Bruselas, la dimensión comunitaria de esa operación otorga a Kroes la autoridad exclusiva para autorizarla o prohibirla. Si España quiere imponer alguna condición, deberá invocar razones de seguridad nacional o de interés público. Pero en este segundo caso, al menos, necesitará el visto bueno de Kroes. Si no lo obtiene, Bruselas puede vetar y anular las decisiones que adopte la CNE.

Sin embargo, en opinión de la CNE, es muy sorprendente que la Comisión Europea, que durante dos meses estuvo analizando si la propia opa de Gas Natural sobre Endesa tenía dimensión comunitaria, nunca pusiera ni la más mínima pega al informe por la 14 que la CNE estuvo preparando durante siete semanas. Aunque, 'bien es cierto que se trataba de una fase previa de decisión, Kroes jamás hizo ningún tipo de advertencia al respecto', indican las mismas fuentes.

La CE nunca se había opuesto a los cientos de dictámenes de la CNE

ENDESA 24,11 1,39%
NATURGY 17,76 0,71%

Es más, la decisión de la CNE (la función 14 permite vetar o autorizar con condiciones) se tomó el día 8 de noviembre, sólo unos días antes de que Bruselas tomara la decisión de que la opa de Gas Natural no tenía dimensión comunitaria (el día 15 de ese mes). En su momento, se interpretó, incluso, que Kroes estuvo esperando a que la CNE decidiera porque, de haber vetado la opa, Bruselas se habría visto libre de tomar ninguna decisión: ni a favor de Endesa, que defendía el carácter comunitario de la operación, ni de Gas Natural, que mantuvo lo contrario.

La CNE ha analizado por la 14 operaciones de compra que empresas reguladas españolas han realizado en el exterior, como la compra de activos en Latinoamérica por REE o la de Enersis, por la propia Endesa.

Una segunda carta

Un motivo para la tranquilidad para la CNE, es que la Dirección General de la Competencia de la UE, en su proceso habitual de análisis de los efectos sobre el mercado de operaciones comunitarias (como es la de Eon) ha remitido una carta a la CNE con cinco preguntas relativas a su cometido de este organismo en la operación; qué criterios va a seguir y si detecta problemas de competencia, entre otras cuestiones.

La indiferencia del regulador hacia las advertencias de Bruselas contrasta con la inquisitiva actitud de los comisarios europeos. Ayer mismo, Kroes declaraba 'tengo la impresión' de que España ha actuado de manera inadecuada, en alusión a la reforma que permite al regulador español pronunciarse sobre la opa de Eon. El titular de Mercado Interior, Charlie McCreevy, también consideraba esta misma semana 'insuficientes' las explicaciones para justificar la ampliación de competencias de la CNE y anunció la próxima apertura de un expediente a España.

Eon tiene 15 días para aportar más información

El consejo de administración de la CNE acordó ayer pedir información adicional a Eon para proseguir con el análisis de la opa sobre Endesa, para lo que ha otorgado a la alemana 15 días. De esta manera, la Comisión prorroga en el mismo número de días el plazo de un mes que tiene para emitir el dictamen por la función 14 de la ley de hidrocarburos El reloj comenzó a correr para la CNE el pasado viernes, día en que Eon entregó su solicitud de autorización. Además de la documentación estándar, el regulador ha pedido información nueva necesaria para poder analizar la oferta por la función 14, que el Gobierno ha ampliado en un polémico real decreto. æpermil;ste considera ahora estratégicos determinados activos energéticos, como las centrales de nucleares, o el aprovisionamiento de gas natural.