Inversión

Cada acción de Renta Corporación costará un máximo de 30 euros

La alta demanda ha llevado a Renta Corporación a fijar el precio máximo de la OPV en el punto más alto de la banda alta orientativa: 30 euros. Los inversores, que serán un máximo de 18.000, recibirán 50 acciones.

Cada inversor particular que haya solicitado acciones de Renta Corporación pagará un máximo de 30 euros por cada una de ellas. El precio está en el límite superior de la banda orientativa y no vinculante que estableció la compañía en el folleto de su salida a Bolsa, y que oscilaba entre los 25 y los 30 euros. El precio final será de 30 euros a menos que el precio para los inversores institucionales sea inferior. El fallo se conocerá el 3 de abril, dos días antes del estreno en el mercado.

La decisión de poner el precio en 30 euros responde a las expectativas del mercado, que barajaba esta posibilidad ante la alta demanda de títulos que se registraba en el tramo minorista, al que va destinado el 15% de la oferta, y el institucional (65% para el tramo internacional y el 20% para el español). Renta Corporación no facilitó datos sobre cómo ha está transcurriendo la demanda de acciones, pero fuentes cercanas a la operación señalaron que se han cubierto todos los tramos en varias veces.

Ayer finalizó la solicitud de acciones con preferencia en el prorrateo. Dado el exceso de demanda, los inversores que opten por pedir acciones ahora no tendrán posibilidad de hacerse con alguna.

Con el precio máximo en 30 euros, los inversores saben que recibirán el mínimo de 50 acciones, que es el resultado de dividir 1.500 euros, la petición mínima, entre dicha valoración. El reparto quedará pendiente de un prorrateo que se celebrará el 3 de abril. Para ello, Renta Corporación tiene prevista una asignación lineal mínima de 1.500 euros. Pero a 30 euros por acción, la compañía sólo va a atender 18.000 peticiones, y si hay más tendrá que ordenar alfabéticamente a los solicitantes y elegir una letra al azar a partir de la cual hará adjudicaciones de 50 títulos hasta agotar la oferta total (1,08 millones de acciones).

La inmobiliaria va a colocar el 33% del capital, incluyendo el green shoe, entre una oferta pública de venta (OPV) y una oferta pública de suscripción (OPS). En principio, la compañía sale valorada entre en 750 millones de euros de acuerdo a la banda alta orientativa de la oferta. El PER medio, veces que el precio de la acción contiene el beneficio, es de 20 veces, según los resultados de 2005.

Los inversores podrán revocar los mandatos de compra hasta las 14 horas del próximo viernes, pero sólo podrán anular la petición en su totalidad, ya que no se admiten invalidaciones parciales. La salida a Bolsa de Renta Corporación es la primera desde el verano pasado, fecha en la que se estrenó Corporación Dermoestética con un alza del 19%.

Morgan Stanley resalta su negocio

El banco de inversión, que es coordinador global de la salida a Bolsa de Renta Corporación, ha distribuido un informe entre sus clientes para dar a conocer su impresión sobre la compañía. A su juicio, la empresa sigue un modelo de negocio de alta rentabilidad y cuyos riesgos son mínimos. 'Creemos que el equipo de gestión es uno de los mejores en calidad en comparación con las compañías del sector inmobiliario que cotizan en Bolsa, incluidas las del Reino Unido', concluyen los analistas que han elaborado el informe. Morgan Stanley, considera que el tipo de actividad que desarrolla Renta Corporación, compra, rehabilitación y venta de edificios, la cubre de posibles riesgos derivados del propio sector. 'El peor escenario sería una fuerte caída de liquidez en el mercado y un alto declive de los precios', señalan.