Publicidad

Audi saca partido a sus campaña de marketing directo e interactivo

Audi, el fabricante de coches del grupo Volkswagen, ha recibido el premio Imán, al mejor anunciante del año en marketing directo e interactivo. La compañía, al margen de los anuncios de televisión, con los que la empresa consigue notoriedad y reconocimiento de marca, cuida sus estrategias de marketing directo e interactivo con el fin de fomentar la relación directa con sus clientes. Estas técnicas acaparan ya el 50% de la inversión publicitaria.

Para Guillermo Fadda, director de marketing de la empresa automovilística, cada medio tiene sus características: 'la televisión crea notoriedad, construye imagen y emocionaliza la marca; la prensa permite argumentar el producto de forma más racional; los patrocinios y los eventos plasman los valores de marca de manera tangible y crean para el consumidor una experiencia directa con la marca, con lo que actúan como una herramienta de fidelización y satisfacción de clientes; y el marketing directo e interactivo facilitan un contacto personal con clientes y prospectos, con el fin de trabajar la imagen y dar a conocer los productos'.

Ante la saturación publicitaria en televisión y la consiguiente pérdida de eficacia, el marketing directo e interactivo, según este directivo 'son sin duda de los medios con mayor potencial y que más peso están ganando dentro de nuestra estrategia', afirma.

Muchas de las campañas de marketing directo que ha llevado a cabo Audi junto a CP Proximity, su agencia desde hace siete años, han ganado un león en el Festival de Cannes, o un premio a la eficacia en España o varios Imán, galardones éstos últimos que reconocen las mejores campañas de marketing directo e integrado realizadas en España, con independencia del medio que se utilice.

Resultados

Joaquim Ramis, presidente de la agencia, destaca que estos premios vienen a demostrar que 'con un enfoque correcto, creatividad y resultados van de la mano'.

Fadda añade que 'nuestra estrategia de marketing se centra en situar a Audi como la marca premium más innovadora. Los pilares en los que nos basamos son la combinación del 'alma' de la marca, bajo el lema 'A la vanguardia de la técnica', con sus valores de deportividad, innovación y prestigio. Estos valores se plasman en el producto, en la comunicación y en la red comercial'. Asimismo resalta la cada vez mayor importancia de las acciones de fidelización. 'El cliente es el centro de todas las acciones de la marca, que están enfocadas a su satisfacción y a superar sus expectativas, razón por la que las técnicas de fidelización han ido ganando peso dentro de la estrategia año tras año', concluye.

Una de las últimas campañas de Audi, titulada 'El heredero del poder de Quattro' para el lanzamiento del nuevo Q7, ganador de una plata en los Imán'06, consiguió 650 reservas del automóvil antes de que éste estuviera en el concesionario (que implicaban el pago de 3.000 euros), tras haberse registrado previamente 6.985 usuarios interesados en la web.