5d. Valores a examen

Dudas ante la oferta por BAA

La ampliación del plazo para la decisión sobre la compra del gestor privado de aeropuertos británicos BAA por parte de Ferrovial ha dado esta semana nuevos bríos a la constructora, que el pasado jueves lideró las subidas del Ibex, con un alza del 3,7%. Ayer cerró a 64,9 euros, tras subir un 0,62% Los responsables de BAA buscan el modo de defenderse de la opa, pero las opciones de la constructora siguen abiertas. Los analistas, sin embargo, plantean dudas sobre el efecto de la compra en la compañía. En un informe publicado esta semana, Goldman Sachs reduce el peso de la constructora en su cartera, permanece neutral sobre el valor y analiza los riesgos de la adquisición.

El banco de inversión cree que la oferta anunciada (11,7 euros, por debajo del precio del viernes, 12 euros) es sólo de tanteo, y que la constructora tendrá que subir su oferta al menos hasta los 13 euros por acción. 'Podrá llegar a los 13,6 siempre y cuando venda los aeropuertos no regulados' de BAA. Ferrovial 'podría llegar incluso hasta los 14,5 euros si vendiera todos los activos de BAA salvo el aeropuerto de Heathrow (incluidos Gatwick y Stansted)'.

Otra amenaza para la empresa es la posible oferta alternativa de Macquarie, cuyo 'competitivo historial podría salirle caro' a los Del Pino.

Banco Urquijo alerta del posible abuso del reparto del dividendo por la británica

'Con la compañía en los límites de su capacidad de deuda, y con previsiones negativas de flujos de caja para 2006 y 2007, seguimos infraponderándola', señala el informe de Goldman. Y añaden: 'Los 11,7 euros actuales de BAA están muy por debajo del nivel que puede afrontar Ferrovial y prevemos que su precio será volátil' ante nuevas ofertas, suyas o de otros.

Más optimistas sobre el valor se muestran en el Banco Urquijo o Alberto Alonso, analista de Inversis, que consideran que la compañía sigue teniendo un considerable recorrido en Bolsa y recomiendan comprar. Alonso insiste en que el valor 'ofrece muchas posibilidades' por su amplia diversificación y por la aportación a las cuentas de Cintra 'una buenísima generadora de caja'. Advierten, no obstante, sobre las posibles maniobras defensivas de BAA, el reparto de dividendos (pago efectivo o recompra de acciones) o una reestructuración financiera.