Formación

El Aconcagua, un reto para hacer equipo

Adecco unió a seis deportistas de élite para subir el mítico Aconcagua bajo las órdenes de Juanito Oiarzábal. El reto fue todo un éxito

Si piensas que puedes, es que puedes. Pero sin crees que no...' Las frases de Juan Oiarzábal, Juanito, son sinceras. Sentado tras la mesa parece un hombre corriente, una buena persona, de esa gente que invita al diálogo. Ni alto ni bajo, ni fuerte ni débil. Un hombre normal que, sin embargo, hace cosas muy poco normales. Como por ejemplo, haber subido los 14 ocho miles que hay en el mundo, escalar el Everest sin botella de oxígeno y coronar en 18 ocasiones el Aconcagua. 'Todo es posible si mentalmente uno quiere hacerlo y, sobre todo, si cuenta con un buen equipo de compañeros', resalta el montañero vitoriano.

Como el que le acompañó en el Proyecto Aconcagua, una expedición enmarcada dentro del programa Training Day Adecco a la cima argentina y en el que fue líder de un grupo del que guarda sus mejores recuerdos. 'El éxito ha sido de todos, de los que llegamos a la cumbre y de los que se quedaron en el camino. La cima fue de todos', insiste Juanito. A su lado, la regatista olímpica Theresa Zabell afirma con la cabeza. 'Nunca pensé que disfrutara tanto ante un reto. Desconocía la montaña y desconocía a mis compañeros. Hoy puedo decir que somos amigos'.

De nombre. Sólo se conocían de nombre y de encontrarse en distintas galas deportivas porque, a su manera, cada uno era líder en su mundo. La élite del deporte. Los responsables de Adecco Formación tenían como objetivo trasladar las experiencia del deporte y de sus profesionales al mundo empresarial, aportando a los directivos de empresas las herramientas necesarias para mejorar los resultados y sus programas de gestión. Una metodología que goza de un carácter participativo y de impacto. Como explicó el responsable de Adecco España, Enrique Sánchez, todos los valores son extrapolables: afán de superación, convivencia, ilusión por un objetivo en común, compañerismo, entusiasmos...

Pronto aparecieron los seis elegidos. El ciclista Fernando Escartín; los atletas Chema Martínez y Martín Fiz; la regatista Theresa Zabell; el alpinista Juan Vallejo y el ex madridista José Emilio Amavisca. En la expedición estuvieron presentes también dos periodistas del diario Marca y el doctor Juan Gandía. Su líder indiscutible: el mítico Juan Oiarzábal.

'Muchos gallos en el gallinero', resume con humor Juanito, dos meses después de la aventura. 'Todos era líderes en sus respectivos disciplinas y no sabía si serían capaces de dejarse mandar', dice Juanito. Theresa se confiesa. 'Yo sentía que mi vida estaba en sus manos'.

Momentos malos de fatiga, calambres... y miedo. 'La figura del líder es imprescindible para conseguir un objetivo común'. Competencias como la creatividad, la innovación, el liderazgo, el trabajo en equipo se pueden trasladar al mundo de la empresa. Subir los 6.962 metros fue un reto positivo para todos. También para Adecco.