Turismo

El beneficio de TUI cae un 13,5% por la subida de costes energéticos

El operador turístico TUI obtuvo un beneficio neto de 456,7 millones de euros (557 millones de dólares) en 2005, lo que supuso un retroceso del 13,5%. Una de las causas de este peor comportamiento del touroperador es la subida de los costes del combustible y la caída de la demanda en el mercado francés y en rutas asiáticas, según un comunicado de la compañía.

El presidente del grupo, Michael Frenzel, dijo que TUI mantendrá sus previsión de beneficio en 700 millones de euros para 2008, a pesar de este retroceso en el año pasado. Para ello, recortará costes y potenciará sus aerolíneas de bajo coste Hapag Lloyd Express y Thomsonfly.

El mayor operador turístico del mundo señaló, además, que su facturación mejoró el 8,7%, hasta los 19.619 millones de euros (23.935 millones de dólares).

Frenzel destacó que sus dos segmentos de negocio principales, el de viajes turísticos y el de navegación, superaron los buenos resultados de 2004.

Señaló, además, que el volumen de negocio de la división de turismo subió un 5,8%, hasta los 14.097 millones de euros (17.198 millones de dólares), y superó la media de crecimiento del sector.

TUI, que está participada por las compañías españolas Riu, grupo de empresas Matutes y Caja de Ahorros del Mediterráneo, prevé que sus beneficios bajarán también en 2006 respecto a 2005, ya que se elevarán los pagos de intereses y caerán sus resultados operativos.

En cambio, Frenzel calcula que la facturación se incrementará este ejercicio en torno al 12%, hasta los 22.000 millones de euros (26.840 millones de dólares).

TUI destaca la peor marcha del mercado francés cuya demanda ha sido débil, sobre todo, en el último periodo del año pasado.