Automoción

BMW se propone ganar un 22% más a pesar del mercado decaído

El estancamiento de los principales mercados mundiales no parece afectar a BMW de la misma forma que a sus rivales. El grupo alemán prevé alcanzar este año un beneficio bruto de 4.000 millones de euros, lo que supondrá un aumento del 21,7% respecto a las ganancias de 3.287 millones contabilizadas en 2005. El grupo BMW está formado por las marcas BMW, Mini y Rolls Royce.

La previsión de beneficio del grupo incluye una plusvalía extraordinaria de 350 millones de euros correspondiente a la venta de casi el 6% del grupo británico Rolls-Royce, especializado en motores para aviones, barcos e instalaciones industriales. El presidente, Helmut Panke, avanzó asimismo en la conferencia de prensa anual del grupo que la compañía espera cerrar 2006 con un récord de ventas y con el mejor resultado operativo de su historia.

Adelantó que la empresa prevé mantener las inversiones en su propio negocio (capex), que se situarán en torno a 19.000 millones de euros en el periodo 2005-2009, un volumen similar a los 18.931 millones destinados a esta partida en el lustro 2000-2004.

Del total de las ventas, 1,12 millones de unidades correspondieron a la marca BMW, con un crecimiento del 10,1%, mientras que Mini comercializó 200.428 unidades, un 8,7% más. Rolls-Royce entregó 796 vehículos, cuatro más que en 2004.