Eléctricas

El precio del 'pool' cae un 14% desde la reforma del Gobierno

Las empresas eléctricas españolas estiman que la caída de hasta un 14% de los precios en el mercado mayorista de electricidad (pool) en las últimas semanas se debe a efectos coyunturales y no a las reformas introducidas por el Ejecutivo con el propósito de evitar el déficit de tarifa y que se generen unos precios 'desorbitados'.

Fuentes del sector precisaron que el precio de la electricidad en este mercado se ha reducido como consecuencia del descenso de la demanda por la llegada de temperaturas más altas, el aumento de la generación eólica y el descenso de la cotización del petróleo y del gas natural de las últimas semanas. Las mismas fuentes indicaron que el pool sigue funcionando prácticamente igual que antes de que entraran en vigor las reformas contempladas en el real decreto aprobado el pasado 24 de febrero en Consejo de Ministros.

Este real decreto fija un precio regulado de 42,35 euros MWh para la electricidad que las productoras y distribuidoras de un mismo grupo empresarial compran y venden simultáneamente, de forma que durante este año la Comisión de Energía (CNE) sólo considerará a efectos de liquidación este precio.

En definitiva, el funcionamiento de este sistema no ha variado de forma significativa, pero las eléctricas verán mermados sus ingresos a efectos de liquidación para que se reconozca el déficit de tarifa, debido a este precio máximo regulado.

Las eléctricas consideran que estas medidas son intervencionistas y que repercuten en el libre funcionamiento del mercado, de forma que han puesto en marcha un plan de acción con el propósito de hacer que las medidas del Gobierno caigan por su propio peso.

Las cinco grandes eléctricas que operan en este mercado (Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa, Viesgo e Hidrocantábrico) están elaborando un estudio de naturaleza técnica para evaluar el alcance de las reformas, así como su impacto.

Por otro lado, la agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's (S&P) advirtió ayer que las medidas introducidas por el Gobierno en el mercado mayorista de la electricidad, o pool, el 24 de febrero encaminadas a frenar el déficit tarifario serán 'negativas' para el rating de las empresas del sector eléctrico español,

Esta agencia considera que las medidas, por las que se establecen contratos bilaterales a 42,35 euros megavatio hora (MW/h) entre las empresas integradas verticalmente (que vierten al pool la electricidad que generan y luego la compran para distribuirla), crean 'una incertidumbre regulatoria que reduce la confianza de los inversores en el sistema'.

Medida arbitraria

S&P considera que es una medida 'arbitraria' que reduce el déficit tarifario, 'pero no va a la raíz del problema: la falta de una tarifa que refleje de manera transparente el coste real de la tarifa eléctrica'.

Recuerda que, aunque esta medida es temporal, podría reducir los beneficios de las compañías verticalmente integradas con esta tarifa fija 'dado que el precio medio del 'pool' en 2005 fue de 64 euros MW/h'. En este sentido, considera que las empresas más perjudicadas serán Endesa e Iberdrola, por ser las que mayor integración vertical tienen.