Batalla energética

Bruselas pide explicaciones a España por aumentar los poderes de la CNE

La Comisión Europea ha enviado una carta a las autoridades españolas en la que les pide explicaciones por el decreto que aprobaron el pasado 24 de febrero. En él, el Gobierno aumentó los poderes de la Comisión Nacional de la Energía para que pueda examinar la OPA de la alemana E.ON sobre Endesa. El Gobierno, que ya ha declarado que es un ¢procedimiento habitual¢ y de ¢absoluta normalidad¢, tiene 10 días para contestar a Bruselas.

En la misiva, el Ejecutivo comunitario advierte de que este cambio normativo podría crear obstáculos a la libertad de establecimiento de las empresas y a la libre circulación de capitales, según explicó el portavoz de Mercado Interior, Oliver Drenes. El Gobierno tiene ahora 10 días laborables para responder a la Comisión. Tras analizar esta respuesta, Bruselas decidirá si es necesario abrir un procedimiento de infracción contra España.

Drewes confió en que las autoridades españolas ofrezcan su colaboración a Bruselas en este asunto y que la información que faciliten (antes del próximo viernes 17) permita disipar las preocupaciones de la CE.

Aunque rehusó entrar en detalles sobre el contenido de la carta, porque el Gobierno español no ha tenido tiempo todavía de estudiarla, el portavoz indicó que recoge varias dudas de la Comisión sobre el citado decreto. Drewes recordó que, al ampliar las competencias de la CNE, el decreto-ley establece un nuevo sistema de autorización para la adquisición de títulos de compañías que ofrecen servicios regulados por la Administración.

Este cambio legislativo supondría que la CNE tendría que autorizar la opa de E.ON sobre Endesa, a pesar de ser de dimensión comunitaria y corresponder su análisis, según todos los datos, a las autoridades de competencia de la UE. Drewes indicó que, en la carta, la Comisión también pide a las autoridades españolas explicaciones sobre la ley aprobada el pasado 25 de noviembre para derogar la "acción de oro" que el Gobierno todavía conservaba en algunas empresas privatizadas, entre ellas Endesa.

El Ejecutivo español está "completamente tranquilo"

En referencia a la misiva, la vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, María Teresa Fernández de la Vega, ha declarado hoy que el Ejecutivo español está "completamente tranquilo" porque ha actuado con arreglo "a criterios de legalidad y de los intereses de los ciudadanos".

Desde Nairobi, donde se encuentra de visita oficial, De la Vega ha confirmado la recepción de la carta por parte del Gobierno español, describiendo la acción de Bruselas como un "procedimiento habitual". Según la ministra las autoridades españolas están "tranquilas" ya que el Ejecutivo actuará "atendiendo al interés de los consumidores, empresas y sectores estratégicos españoles", como la energía, siempre "dentro del marco legislativo" tanto español como europeo, finalizó De la Vega.

Por su parte, José Montilla, ministro de Industria, ha afirmado hoy que han recibido la carta de la Comisión Europea, aunque "todavía no ha habido tiempo de estudiarla". En referencia a los mecanismos que los Gobiernos europeos están utilizando para proteger a las empresas nacionales, Montilla declaró que la mayoría de los países de la UE mantiene en la actualidad "instrumentos de blindaje" para sus grandes compañías energéticas.

Según las declaraciones de Montilla, realizadas en un almuerzo informativo organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), el sector estratégico "no es estrictamente de competencia comunitaria" y reiteró que el polémico Real Decreto-Ley aprobado por el Gobierno pretende cubrir "lagunas" existentes en la legislación española.