Inversión

Crece la demanda de carteras con riesgo

El perfil de riesgo de los inversores españoles ha ido aumentando con el tiempo y, sobre todo, con la subida de las Bolsas. Aunque se insiste en que las rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras, los repuntes de los mercados de valores suelen traducirse en mayores entradas en fondos de renta variable. El fenómeno se acusa más en periodos como el actual, cuando la renta fija está dando pobres resultados.

La cuota de mercado de los fondos de corte más arriesgado ha aumentado siete puntos, del 22,7% al 29,6% entre diciembre de 2004 y febrero de 2006, según datos de Ahorro Corporación. Este aumento se ha producido, lógicamente, a costa de los fondos de corte más conservador. La cuota de los fondos garantizados ha pasado del 27,8% al 26,4%, mientras que los productos de renta fija han perdido cinco puntos, del 49,5% de finales de 2004 al 44% en la actualidad.

Mucho tiene que ver en esta evolución el hecho de que los fondos de renta fija a corto estén arrojando rentabilidades reales negativas, al rentar menos que la inflación, y esté aumentando el riesgo en los fondos de renta fija a largo a medida que se avecinan subidas de tipos.

'Esta tendencia es previsible que se mantenga, por la que se moverán hacia el riesgo partícipes que pretenden mejorar sus resultados, aún asumiendo pérdidas en mayor o menor medida y tiempo', dice Marcelo Casadejús, de Ahorro Corporación.

Claves

Los partícipes de los fondos garantizados suman cerca de 2.500.000 personas de un total de 8.842.000 inversores. Por categorías, sigue a esta familia la de los fondos que invierten en el extranjero, y que suma unos 2.300.000 partícipes.