Autopistas

ACS busca cerrar en breve la venta de autopistas de Abertis

La venta de las nueve autopistas que ACS tiene en el exterior apura fases. El grupo que preside Florentino Pérez prevé cerrar el proceso en breve con su participada Abertis como principal comprador. Aunque no se descarta que Caja Madrid adquiera alguna de las autopistas, mientras FCC desecha comprar el paquete entero.

Algo más de un mes después de recibir las ofertas por las nueve autopistas que ACS tiene en el extranjero, el proceso de venta entra en sus últimos pasos. El primer grupo constructor y de servicios del país espera cerrarlo 'en breve' (en unas semanas) y con Abertis como principal comprador, afirmaron fuentes de la empresa.

El proceso que lleva el banco francés de negocios Lazard avanza hacia la selección de comprador para las nueve concesiones que ACS, a través de su filial Dragados, tiene en Chile, Reino Unido, Irlanda, Portugal y Sudáfrica. De momento, entre las ofertas recibidas, al menos una no entra dentro de las aspiraciones de ACS, que es vender el paquete entero. FCC, por ejemplo, ha descartado esta opción desde el principio. Así, ha pujado fuerte por las autopistas que más le interesaban como las dos de Reino Unido, la de Dundalk (Irlanda) y la portuguesa Scut da Beira, según fuentes conocedoras del proceso. Con esta opción, FCC queda fuera de la negociación que se abre, de acuerdo con los datos proporcionados por las fuentes consultadas.

Sin embargo, Caja Madrid, que también presentó oferta indicativa por el paquete, figuraría en la fase final. Si bien la caja, que cuenta con una cartera de siete autopistas -entre ellas, participaciones en varias radiales madrileñas y la M-45- no ha recibido aún la comunicación oficial. El Santander, a través de su fondo de infraestructuras, también ha presentado oferta.

ACS 22,02 0,73%
ABERTIS 18,36 0,00%

El pasado lunes, el presidente, Florentino Pérez, ya confirmó a los analistas la futura venta de estos activos que tienen un valor contable inferior a 500 millones. Y, tal como está el proceso ahora, la posibilidad de que ACS tenga que acceder a vender autopistas por separado gana enteros.

Aunque su idea es que la concesionaria de infraestructuras Abertis, en la que es primer accionista con el 24,8%, se lleve la mayor parte. Y en esta intención influye también su peso en el accionariado, como apuntan fuentes del grupo. No hay que olvidar que Abertis se formó en 2003 con la fusión de activos de Acesa (controlada por La Caixa, hoy segundo accionista en Abertis) y los que tenía Dragados en Áurea.

Abertis, por su parte, no quiere que le impongan un precio. Por eso ha contratado a Morgan Stanley para que le asesore en la valoración.

En el encargo de valoración que ACS encargó a Lazard los precios superan los 1.000 millones de euros, aunque se ha llegado a hablar de hasta casi 2.000 millones. Aunque en el sector se ha interpretado este encargo como un paso para que los competidores pusieran precio a las autopistas y que luego ACS lo usara para negociar con Abertis. En cualquier caso, la venta traerá importantes plusvalías al grupo, ya que ingresar más de 1.000 millones supone dos veces el valor contable de las concesiones. Y llegarían en buen momento tras haber cerrado el lunes la compra de otro 10% en Unión Fenosa para llegar al 34,5%. En total, invertirá 3.224 millones.

El problema que han visto las competidoras es que se trata de participaciones que no dan el control de las autopistas, salvo en dos chilenas. Por este motivo, Cintra no ha acudido y a Acciona y a Sacyr sólo les interesarían las cuatro de Chile.

Francia no para a Abertis

La compra del tercer grupo francés de autopistas Sanef por parte de Abertis no cierra la vía a más compras. La primera concesionaria de autopistas de Europa por valor bursátil prevé generar 3.500 millones de fondos disponibles en los próximos cinco años y cuenta, además, con capacidad para endeudarse en al menos 4.000 millones más. Y ello pese a que la compra de Sanef con socios franceses dispara su endeudamiento a 12.500 millones ya que se tiene que apuntar la deuda de la adquirida. Sin la carga de Sanef, este apartado asciende a 4.211 millones. El dividendo que reparta la francesa este año, 750 millones, servirá para reducir esa deuda, explicó José Aljaro, director financiero de Abertis. El grupo ganó un 4,6% más, hasta 511 millones aunque sin el efecto de plusvalías por ventas de Autostrade, Concesiones de Madrid y Acega, sube un 12%. El Ebitda creció un 15% (1.204 millones) y las ventas un 22%, hasta 1.824 millones.