Guía para el inversor

Los accionistas y la Bolsa sí triunfan en la puja abierta por las eléctricas

Endesa cotiza a un precio que supera en un 3% al de la oferta de Eon y en un 28,4% a la de Gas Natural

Son hasta ahora los grandes triunfadores de los movimientos que realizan las eléctricas europeas para crecer y consolidarse en un mercado que va a expulsar a algunos operadores. Los accionistas de esas compañías ven cómo sus títulos suben en Bolsa y cómo pueden alcanzar nuevos récords mientras continúe el proceso de concentración. Endesa es un ejemplo de esta situación. La eléctrica ha aumentado su cotización un 28,5% en este año hasta los 28,5 euros, frente a una revalorización de 9,8% del Ibex.

Pese a esa positiva evolución y aunque cada día se amplían y complican los escenarios en los que puede moverse el futuro de Endesa, los analistas se mantienen firmes con este valor. 'A sus accionistas les recomendaría mantenerse en la compañía y, si acaso, hacer beneficios parcialmente. Este consejo está basado en lo que podrían hacer otras compañía europeas, además de Eon, que seguirán promoviendo más cambios y más opas', señala Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4. Y subraya que, 'aunque pueden registrarse correcciones a la baja, tras subidas tan significativas y rápidas, todavía queda mucho por decir y el mercado apuesta por una mejora de las ofertas presentadas Gas Natural y Eon'.

Que los inversores no ven agotado aún el recorrido de Endesa lo demuestra el hecho de que el valor cerrase la semana en máximos históricos, 28,35 euros, alcanzando incluso en el intradía del viernes los 28,55 euros. Y eso pese a que el Gobierno aprobó el viernes medidas que obstaculizan la opa de Eon, y pese a que el ministro de Industria, José Montilla, manifestara que se le puede limitar el derecho de voto a la alemana en el consejo de Endesa al 5%. Ahora juega a favor de los accionistas de Endesa la seguridad de que Gas Natural, sola o acompañada, anunciará esta semana mejoras en su oferta y que la alemana, aunque deba pasar diversos filtros, no ha perdido totalmente su oportunidad.

Para Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities, 'la cotización de Endesa está un 3% por encima de la oferta de Eon y un 28,4% de la de Gas Natural muestra que el mercado espera que la gasista suba el precio. Por lo tanto para los accionistas la consigna es esperar y ver qué ocurre. En cambio, entrar en estos niveles conlleva demasiado riesgo', manifiesta.

Anna Maymús, de Sabadell Banca Privada, también cree que los accionistas de la eléctrica pueden ganar algo más, aunque les aconseja estar atentos a los cambios que se están dando en el sector. 'En este contexto, aconsejamos reducir posiciones en Endesa, pero mantenerse'.

Por su parte, Luis Regalado, director de banca privada de Banco Madrid, destaca que los accionistas de la empresa que preside Manuel Pizarro, pero también los de otras compañías, pueden beneficiarse de los movimientos que se están produciendo y que vendrán. 'Gas Natural ha empujado a un gigante y ha puesto las pilas a Endesa para sacar valor a la empresa', señala.

Los analistas, además de mantener esa visión positiva de Endesa, reiteran de forma unánime que Gas Natural tendrá que igualar la oferta de Eon, aspecto que ya ha asumido la compañía gasista. La empresa que preside Salvador Gabarró perfila su nueva propuesta a los accionistas de Endesa que previsiblemente anunciará en fechas próximas. Y ésta supone pagar al menos los 27,5 euros ofrecidos por la compañía alemana, tal vez algo más, con la mitad en metálico y la mitad de acciones de la gasista.

Y aunque varias empresas se han ofrecido para acompañarla en la opa, prefiere ir en solitario. Una de las condiciones impuestas por la CNE, que la deuda financiera neta no supere 5,25 veces el Ebitda (resultado bruto de explotación) durante un periodo de tres años, será el aspecto que marque la decisión final. En principio, si se tiene que abordar la operación con un socio, se decantan por una entidad financiera.

Pero son varios los analistas que creen que necesitará un socio. Entre ellos Javier Agrela, del Banco Urquijo, quien además añade que la oferta de Eon es 'muy sólida'. Pero añade que entrar en los actuales niveles de cotización de Endesa sería arriesgado. La fortaleza de la propuesta de Eon, problemas aparte que le puedan surgir por la aplicación de las medidas adoptadas por el Consejo de Ministros, es una idea muy compartida por los expertos.

'Eon tiene mucho más poder económico y más capacidad para crear valor, mientras que Gas Natural tendrá significativas dificultades para subir el precio al nivel del grupo alemán y para dar una parte más elevada de su oferta en metálico. La opa de Eon es más fácil y es más limpia', señala Raimundo Fernández Cuesta, de Credit Suisse.

Y en un informe de esa entidad que ha realizado junto a Christopher Kuplent, destaca que el principal obstáculo que puede encontrar la empresa alemana se encuentra en la actitud del Gobierno español. Pero también se subraya, para apoyar la idea de que Eon tiene más capacidad para mejorar su oferta, que el grupo germano no ha incluido todavía en sus cálculos las sinergias que obtendría con la integración de Endesa. 'Ese potencial deja la puerta abierta a una oferta más alta', se destaca.

También Javier Alonso, de BNP Paribas, cree que la capacidad financiera de Eon es incuestionable al disponer de elevada caja neta. 'Incluso tras la operación mantendría niveles de endeudamiento por debajo de la media del sector, mientras que una oferta superior apenas afectaría a la valoración de la compañía en su conjunto', agrega. Para el experto de BNP, 'siempre estará en condiciones de ofertar más sin ser dilutivos'. Por el contrario, alerta de que Gas Natural debe tener cuidado para no comprometer su rating, que adjudican las agencias crediticias.

Esa fuerza del grupo alemán es la que en el mercado destaca igualmente para apostar porque Eon seguirá en la puja por la empresa española, pese a las dificultades encontradas. Y que los bufetes y asesores contratados estudian ya el nuevo escenario.

Que Gas Natural vaya a mejorar significativamente su oferta, previsiblemente al nivel de la del grupo alemán, es otro de los puntos que citan los expertos para explicar que, pese a las medidas del Gobierno, la compañía que preside Salvador Gabarró es consciente de que la pelota sigue en el tejado de los accionistas. Por lo tanto, pese a que Gas Natural posiblemente reduzca su nivel de aceptación de la oferta por debajo del 75% actual, lo ofrecido por Eon marca ya el ambiente, tanto entre fondos como entre inversores minoritarios.

Además, lo que se estudia desde la compañía gasista para agilizar la operación es evitar que su nueva oferta pase de nuevo por trámites administrativos que ya ha superado, y que los cambios se introduzcan únicamente en el folleto que la CNMV deberá aprobar.

Si ese es el contexto en el que los accionistas de Endesa deben tomar decisiones, la situación de Gas Natural tiene igualmente varias vertientes. Las acciones de la compañía han subido de los 24,3 euros del miércoles a los 24,9 euros del cierre del viernes, cotizando al alza su decisión de seguir adelante en la operación, sola o con un socio, y también reflejando en precio el decreto ley aprobado por el Gobierno el pasado viernes, por el que a Eon se le aplicará la función 14 de la CNE.

Triunfe o no su oferta sobre Endesa, los analistas consideran que Gas Natural no volverá a la situación anterior al 5 de septiembre, fecha en la que lanzó la opa sobre la eléctrica. 'Creo que en cualquier caso Gas Natural hará algo, se me hace difícil que se queda parada', señala Anna Maymús, de Sabadell Banca Privada. 'En el hipotético caso de que no triunfe su oferta sobre Endesa, es factible que opte por comprar otra empresa o que se decante por una fusión amistosa con Iberdrola', añade Maymús. Por lo cual, su conclusión es que 'esos eventuales movimientos serían positivos para sus accionistas, pese a que la etapa actual sea muy complicada'.

En este escenario de movimientos, Luis Regalado, director de banca privada de Banco Madrid, manifiesta que igualmente es importante analizar ahora qué operaciones pueden venir, 'porque habrá más de rebote'. Y Natalia Aguirre se refiere a los cruces que se barajan en el mercado europeo, con actores como Suez, Gaz de France, Eon, Enel, EDF o Electrabel. 'Vemos más transacciones, pero en cualquier caso los accionistas pueden ser los grandes ganadores', manifiesta.

Atentos a

Gas Natural tenía previsto presentar sus resultados el próximo lunes. Sin embargo, a última hora ha decidido retrasar en un día la publicación. Por su parte, la CNMV ha exigido a la gasista que antes de las 10 horas del lunes le presente el folleto informativo con su actual oferta.

La reacción del mercado ante las medidas adoptadas por el Gobierno para frenar la oferta de Eon. Aunque la Bolsa ya descontó en parte las medidas en la sesión del viernes, las posteriores explicaciones del ministro de Industria, José Montilla, fueron con el mercado ya cerrado.

La respuesta de Bruselas y de Eon a las restricciones del Ejecutivo para evitar que empresas energéticas españolas caigan en manos extranjeras. Por el momento, Eon mantiene su oferta.

Los movimientos de concentración en el sector eléctrico europeo. EDF, RWE y Enel, apoyados en unos grandes resultados, han confirmado su intención de crecer vía adquisiciones.

Incertidumbre en torno a los plazos

La incertidumbre en torno a la guerra de opas sobre Endesa no se limita al terreno bursátil sino que alcanza al marco regulatorio y a los plazos legales del proceso.

El jueves el consejo de la CNMV debería haber tomado una decisión sobre la opa presentada hace ya más de seis meses por Gas Natural, pero decidió posponer el fallo a la próxima reunión. Eso sí, el viernes exigió a la gasista que envíe antes del próximo lunes el folleto de su oferta.

El Real decreto de opas establece en su capítulo quinto el calendario a seguir cuando, como en el caso de Endesa, hay varias ofertas competidoras. Sin embargo, los plazos que figuran quedan en este momento en el aire puesto que nadie sabe -incluso desde el propio organismo supervisor prefieren no manifestarse sobre la interpretación de la ley- qué pasaría en el supuesto, cada vez más factible, de que Gas Natural modifique los términos de su oferta ya sea en solitario o con el apoyo de socios.

En función de los cambios que introdujese Gas Natural (precio, desinversiones, etc.) el estudio de la oferta podría dirigirse de nuevo a la Comisión Nacional de la Energía (CNE), circunstancia que también podría ralentizar los trámites para aprobar la opa de Eon.

Aunque las nuevas condiciones de Gas Natural no obligasen a someter la opa a la CNE, la tardanza de la CNMV en aprobar el folleto retrasa de todas formas el proceso ya que la ley dice que, publicada la primera oferta, el supervisor 'dará un plazo de 10 días al oferente que promovió la oferta competidora para que ratifique las condiciones de ésta o, cuando fuera necesario, la mejorase'.

Si sólo hubiese una sola opa sobre Endesa, el plazo de aceptación desde la aprobación del folleto sería entre uno y dos meses, según fijase el oferente. Sin embargo, cuando hay dos opas, el plazo de aceptación de las mismas 'se prorroga automáticamente hasta la expiración del plazo de aceptación de la última oferta competidora'.

Si se diese el caso de que, además de las de Gas Natural y de Eon, apareciera un tercero en discordia, tendría que presentar su oferta en un plazo máximo de 10 días siguientes al inicio del plazo de aceptación de la última oferta precedente (en este caso Eon), siempre que no hubiesen transcurrido más de 30 días desde el inicio del plazo de la oferta inicial.

Antes sólo la compañía que lanzaba la primera opa podía modificarla pero ahora todos los competidores pueden hacerlo. El real decreto establece una subasta final en sobre cerrado en el que los oferentes pueden cambiar el precio.