Alemania

Fuerte aumento de la confianza empresarial

Algo parece que está cambiando en Alemania aunque sea lentamente. El Instituto de Investigación Económica alemán (IFO) informó ayer de que el índice de confianza empresarial en el conjunto del país ascendió en febrero hasta 103,3 puntos, frente a 101,7 puntos revisados de enero. Se trata de la cota más elevada desde octubre de 1991.

El dato es mucho más sorprendente si se tiene en cuenta que la mayor parte de los analistas habían pronosticado un retroceso de la confianza empresarial.

El presidente del instituto muniqués, Hans-Werner Sinn, dijo, sin embargo, que las empresas consultadas han valorado sobre todo las perspectivas que se abren para los próximos seis meses.

Mejora tanto la estimación de las exportaciones (siguen fuertes) como de la demanda nacional (estancada en los últimos trimestres). Además, en todos los sectores empresariales consultados se registra una subida de su valoración, sobre todo en construcción y comercio al por menor. No obstante, el economista jefe del IFO, Gernot Nerb, sugirió ayer que el Banco Central Europeo (BCE) debería ser 'cauteloso' tras la posible subida de los tipos de interés prevista para el 2 de marzo. La mayor parte de los expertos da por seguro que el BCE incrementará el precio del dinero en la zona euro en 0,25 puntos, hasta el 2,5%, en su próxima reunión, para frenar las presiones inflacionistas del área.

Mientras tanto, a la Bolsa alemana le sentó bien las cifras positivas del IFO. El índice bursátil Dax 30 subió un 0,3% tras la publicación ayer de estas cifras de confianza empresarial. Una pequeña subida pero que supone un nuevo máximo anual. Con todo, aún queda mucho por mejorar en una economía como la alemana cuyo PIB apenas creció un 0,9% en 2005. Demasiado escaso para ser el primer motor de la UE.