_
_
_
_
_
Telefonía móvil

La Comisión Europea interpela a la CMT por los altos precios de Amena

El regulador de las telecomunicaciones español, la CMT, ha advertido en diversas ocasiones de la diferencia de precios entre Amena y sus rivales, Telefónica Móviles y Vodafone. Ahora es la Comisión Europea la que se ha extrañado por esta circunstancia, hasta el punto de demandar explicaciones por las altas tarifas de Amena.

La posibilidad de que el más pequeño de los tres operadores españoles tenga unos precios más altos que sus dos rivales más consolidados y aún así siga ganado clientes y cuota de mercado ha llamado la atención más allá de las fronteras nacionales. La Comisión Europea se ha interesado por ello, hasta el punto de que ha enviado un requerimiento de información a la CMT para que lo aclare.

Lo ha hecho durante el proceso de análisis del mercado celular en España y de la conveniencia de introducir móviles virtuales. En este contexto, las políticas de precios son una señal importante de la calidad de la competencia y de ahí el interés de Bruselas. La pregunta textual, recogida en el documento final que da el visto bueno al móvil sin red, es elocuente: 'Por favor, expliquen cómo Amena, que es ostensiblemente el operador más pequeño, es capaz de cobrar una prima en el precio (20%) sobre sus competidores', dice el informe hecho público esta semana.

Si la pregunta es directa, la respuesta de la CMT es lapidaria: 'Este resultado por sí mismo es una evidencia de que el modelo de competencia vigente en el mercado minorista de telefonía móvil funciona deficientemente'.

El regulador descarta que con France Télécom se abaraten los precios de Amena

El regulador español no se queda ahí. La propuesta que había enviado a Bruselas recomendaba introducir los móviles virtuales para mejorar la competencia nacional, así que la extrañeza de la CE por la política tarifaria de Amena le resulta idónea para ahondar en su postura y convencer de ella a la Comisión Europea, única institución que tiene poder de veto sobre las decisiones de la CMT. 'Justamente esta capacidad que ahora tiene Amena de establecer unos precios superiores a los de sus rivales -y, por supuesto, superiores a los precios que existirían si el mercado final fuera plenamente competitivo- es el mejor incentivo económico que tiene este tercer operador para no entrar en una guerra de precios o desviarse de cualquier posible línea de acción comercial común que pudiera establecerse entre los tres operadores móviles', añade el regulador. 'En una guerra de precios Amena sería la perdedora a largo plazo al tener mayores costes unitarios', sentencia.

La Comisión Europea va más allá e inquiere a la CMT sobre el futuro. Permitir la entrada de los móviles virtuales requiere un análisis no sólo de la competencia en el presente, sino de cómo puede evolucionar y para eso el papel de France Télécom (FT) como nuevo dueño de Amena es clave.

'¿Es previsible que Amena continúe con su estrategia comercial anterior bajo la propiedad de France Télécom?', pregunta Bruselas. Otra vez, la respuesta de la CMT es clara. 'En estas condiciones', dice, 'no hay razón alguna para que la entrada de FT en Amena comporte cambio alguno en esta estrategia que ofrece una alta rentabilidad'.

'Es indudable', añade el regulador, 'que la entrada de FT mejora la capacidad competitiva de Amena pero no hay evidencia, ni argumentos para concluir que con su entrada se modificaría el modelo de competencia del mercado móvil, basado en los subsidios de terminal en detrimento de los servicios de tráfico de voz y datos'.

A pesar de su extensión, las disquisiciones sobre precios no son los únicos argumentos que utilizan ambas comisiones para analizar la competencia en el mercado español. También se ha estudiado el margen de Ebitda e igualmente en este caso el de Amena ha llamado la atención. Esta operadora entró en rentabilidad en 2001, muy pronto para una tercera telefónica. La CMT destaca que la hoy filial de France Télécom había salido al mercado muy poco tiempo antes, en 1999, y pone como ejemplo a la francesa Bouygues, que también tuvo Ebitda positivo por primera vez en 2001, pero su lanzamiento se había producido en 1996.

Líder en carestía desde abril de 2001

La CMT mide la evolución de los precios en función de los ingresos medios por minuto de tráfico. Considera que esta fórmula es la perfecta para valorar la tarifa real que se cobra a los clientes, porque recoge ya todo el efecto de los descuentos y las promociones. Además, los datos con los que hace el cálculo son entregados por los propios operadores, así que hay menos posibilidades de error.Según estas cifras, Amena salió al mercado con los precios que se esperaban de ella, los más baratos, pero a finales de 2000 cambio de estrategia y los subió. Adelantó a Telefónica Móviles primero y después a Vodafone, y en abril de 2001 se situó a la cabeza de la clasificación de precios. Ahí se ha quedado hasta el momento. 'Conviene señalar en este punto, que la evolución observada del ingreso medio por minuto del tráfico móvil muestra que Amena siempre se ha mantenido de manera sistemática en niveles superiores a sus competidores', dice la CMT.Con todo, la diferencia no ha sido siempre la misma. Fue durante 2003 cuando más cara resultaba con respecto a sus rivales. Con los últimos datos que hay, los de 2004, su precio es un 20% superior al de sus rivales.Amena prefirió no comentar estos datos, pero señaló que dispone 'de una amplia oferta y muy competitiva, como prueba la buena acogida que ha tenido en el mercado'.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_