Guerra del tabaco

Altadis suprimirá 232 empleos en España

Tal y como adelantaba esta mañana la edición impresa de CincoDias, el grupo tabaquero Altadis ha confirmado hoy que suprimirá 239 empleos en Francia y 232 en España, dentro del plan de reestructuración presentado a los representantes de los trabajadores. Los rumores sobre este plan, ya confirmados, han provocado que los títulos de Altadis bajaran en la sesión bursátil de hoy un 1,64%.

Según uno de los responsables de la Confederación General del Trabajo (CGT), Frédérique Bartlett, la dirección de la compañía ha comunicado al comité de empresa francés, reunido en París, que reducirá la plantilla en 472 personas, de las cuales 239 en Francia y el resto en España.

El recorte de puestos de trabajo en Francia se hará en primer lugar en la sede de París, donde la disminución será "de más de 160 personas", de un total de unos 600 empleados.

La compañía ha bajado hoy en bolsa un 1,64% por ciento, quedando sus títulos a 36 euros, tras los rumores, ya confirmados, sobre la reducción de puestos de trabajo en la compañía. Según los analistas, Altadis se convertiría, tras esta reestructuración, en una compañía más atractiva para posibles compradores.

Tal y como estaba previsto, Altadis ha anunciado el plan, denominado ARCH, y que preveía cerca de 500 despidos en las plantillas de Francia y España. En nuestro país, muchas de las bajas se obtendrán del cierre la planta de Investigación y Desarrollo (I+D) de Tres Cantos (Madrid), en la que trabajan más de 60 personas. En el país vecino, el centro más afectado será el que la tabaquera tiene en París. Altadis cuenta con una plantilla de más de 27.000 trabajadores.

El plan de reestructuración, que ha contado con el asesoramiento de la consultora Accenture, tiene previsto entre sus actuaciones recortar puestos en los servicios centrales de la sociedad y en las áreas de marketing y ventas, a las que ha afectado la entrada en vigor de la Ley del tabaco que elimina toda la publicidad (excepto aquella situada en los punto de venta), y el patrocinio, menos en eventos deportivos de motor que se permitirá temporalmente hasta 2008.

Con este recorte de puestos de trabajo, la empresa pretende racionalizar la estructura de la compañía ante la duplicidad de puestos de trabajo en Francia y España, aunque se descarta el cierre ninguna de las dos sedes -España y Francia-. Desde la llegada de Antonio Vázquez a la presidencia ejecutiva, la gestión de la compañía se ha ido desplazando hacia España.

Segundo plan de reestructuración

El nuevo plan de ajuste se suma al anunciado en 2003 y que estará en marcha hasta finales de 2007. Según los últimos resultados que ha publicado el grupo, correspondientes a los nueve primeros meses de 2005, la reestructuración de 2003 ha supuesto para la tabaquera un coste de 265 millones de euros y la salida de la compañía de 1.500 personas, aproximadamente.

No hace dos semanas que la tabaquera reconoció que la guerra de precios del tabaco estaba teniendo un efecto negativo en las cuentas del grupo: 250 millones que se restarán del resultados bruto de explotación (Ebitda) de 2006. Para hacer frente a esta caída de beneficios, Altadis anunció un plan de ahorro de costes de 200 millones en tres años, 80 de ellos en 2006 a través de recortes en publicidad y promoción. Otros 62 millones proceden del plan de reestructuración de 2003 y los 60 restantes de ahorros adicionales en gastos generales, publicidad y promoción.

Este anunció, junto con la guerra de precios, provocó una caída de la cotización de los títulos de la tabacalera y el regreso de los rumores de opa. Ayer Goldman Sachs aseguraba que el único 'catalizador' para las acciones de Altadis es una potencial oferta o que se especule sobre ella.Los sindicatos CC OO y CGT han convocado el próximo jueves una concentración ante las oficinas centrales de Madrid.

La compañía ha bajado hoy en bolsa un 1,64% por ciento, quedando sus títulos a 36 euros, tras los rumores, ya confirmados, sobre la reducción de puestos de trabajo en la compañía. Según los analistas, Altadis se convertiría, tras esta reestructuración, en una compañía más atractiva para posibles compradores.