Finanzas

El Santander bate el récord de beneficios y apuesta por crecer con más adquisiciones

El presidente del Santander, Emilio Botín, asegura que el banco 'no se va a parar'. 'Es necesario aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado. No basta con tener crecimientos recurrentes. Se acaba la gasolina', declaró ayer. Botín recordó la alianza con Sanpaolo-IMI, aunque no puede llegar a más con este banco hasta 2007. Santander ganó 6.220 millones.

Una trayectoria de éxito'. Así de tajante comenzó ayer Botín la rueda de prensa en la que presentó los resultados del Santander de 2005. Ese año el grupo obtuvo un beneficio atribuido de 6.220 millones de euros, el 72,5% más.

Este resultado, el más elevado que alcanza una empresa española, incluye 1.008 millones de las plusvalías materializadas el pasado año. Otros 1.266 millones, también procedentes de las ganancias por la venta del 22% de Unión Fenosa, el 32% de Auna y el 2,75% de Royal Bank of Scotland, no han pasado por la cuenta de resultados.

Su destino ha sido: 658 millones para reestructurar su filial británica Abbey, y otros 608 millones para pagar las 900 prejubilaciones realizadas en 2005 y las que se abordarán en 2006 y 2007.

Alfredo Sáenz señaló a sus directivos que el beneficio podría subir en torno a un 20% este ejercicio

Excluyendo las plusvalías el resultado se situó en 5.212 millones, un 44,5% más que en 2004. Pero, aunque los beneficios de 2005 hayan batido todas las previsiones, Botín se siente eufórico, o por lo menos esa es la sensación que transmitió tanto ayer como un día antes a todos los directivos del grupo en la tradicional convención anual.

'Somos optimistas. 2006 será otro gran año para el Santander', subrayó el banquero. Y es que, según explicó más tarde el vicepresidente y consejero delegado Alfredo Sáenz, el consenso de los analistas para este año es que el beneficio del grupo mejore un 16% (sin extraordinarios). Aunque sus previsiones internas van más lejos. Sáenz explicó el martes a los directivos del Santander que el reto es superar las expectativas del mercado, e incluso llegó a hablar de un aumento del 20%.

El banco cuenta aún con unas plusvalías latentes de 2.500 millones, de las que 1.750 corresponden a su participación del 12,3% en Cepsa, aunque gestiona de manera indirecta otro 33,2%. El Santander está a la espera de que el Tribunal de la Haya resuelva el contencioso que mantiene con la francesa Total. Tras ello, es muy posible que venda dicha participación, aunque Botín afirmó desconocer aún si habrá o no venta este año. Pero apostilló que suponía que 'habrá plusvalías extraordinarias'.

Botín sigue buscando más oportunidades a pesar de las recientes compras. En noviembre de 2004 compró Abbey y en octubre de 2005 llegó a un acuerdo con el estadounidense Sovereign para adquirir el 19,8%. 'No basta con ser capaces de generar, trimestre a trimestre, un crecimiento sobresaliente de los resultados. Hay que aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado para asegurarse el crecimiento a medio y largo plazo', sentenció el banquero, aludiendo veladamente a BBVA.

Botín, no obstante, dijo que por el momento no hay a la vista nuevas operaciones, 'si no ya las habría cogido'. Pero cuando se le preguntó por el italiano Sanpaolo-IMI, en el que tiene el 8,5%, recordó que el pacto de accionistas con este banco sigue vigente hasta 2007, y será entonces 'cuando decidiremos la postura a tomar'. Eso sí. Comentó que cada día la alianza es más estrecha.

Las claves para los accionistas y los clientes

La entidad sube el dividendo un 25%, hasta 0,42 euros por acción. El consejo del Santander ha aprobado aumentar el dividendo un 25%, con lo que repartirá con cargo al pasado año 0,4165 euros por acción. æpermil;ste es el mayor incremento en 17 años. En total, destinará 2.605 millones, lo que equivale a un pay out (porcentaje del beneficio que se distribuye como dividendo) del 49,98%. A pesar del resultado récord, su acción subió sólo un 0,17%, hasta 11,82 euros. Botín dijo que este nivel es más acorde con el potencial del banco, pero aún queda recorrido. 'Estoy más contento que hace un año y medio. Soy muy optimista; yo al precio actual no vendo'.

El resultado en Brasil crecerá más del 20% los próximos años. El responsable de América Latina, Francisco Luzón, aventuró unas favorables perspectivas para Brasil en los próximos años. 'El enorme esfuerzo que hemos hecho se va a traducir en crecimientos más acordes, de un 20% y por encima'. En 2005, este mercado aportó 591 millones de euros, un 3,89% más. El resultado de México se cifró en 376 millones y el de Chile en 338 millones. En total, la franquicia latinoamericana obtuvo un beneficio de 1.776 millones de euros, lo que supone un aumento del 20,77%. En créditos, el Santander creció en esta región un 46,74% y en recursos, un 42,41%.

Comisiones cero: 'Es un cambio de estrategia y no una campaña'. Emilio Botín insistió ayer en que la decisión de la entidad de eliminar las comisiones por servicios básicos a sus mejores clientes responde a un cambio de estrategia. 'No es una campañita de dos meses... Es a medio plazo', dijo con cierta ironía el presidente del Santander. Algunas entidades, entre las que se encuentra el BBVA, han secundado esta medida con iniciativas similares. Botín explicó que la entidad no tiene previsto aplicar esta misma estrategia en otros países en los que está presente. La red del Santander en España aumentó un 15% en créditos y un 8% en volumen de recursos.

El banquero se despide hasta el año que viene

1. 'Ana Patricia seguirá en Banesto, lo está haciendo muy bien allí. No hay ningún plan de cambios en el consejo de administración'. Con esta declaración el presidente de Santander quiso terminar con los rumores que apuntaban a un pronto nombramiento de Ana Patricia Botín como vicepresidenta del grupo. Por si había alguna duda sobre si el banquero, de 71 años de edad, podía abandonar su cargo este año, quedó claro ayer. Se despidió en la rueda de prensa con un 'hasta el año que viene' mostrando una gran sonrisa.

2. El presidente de Santander está convencido de que hay que comprar ahora que todavía hay oportunidades. 'Se hace necesario aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado para reforzar la posición competitiva y cimentar el crecimiento futuro', subrayó. Cree que no basta con generar beneficios, puesto que 'los últimos acontecimientos en la banca europea demuestran que se está produciendo una aceleración significativa en el proceso de consolidación del sector, dando origen a grandes bancos europeos en un entorno cada vez más competitivo'.

3. El banquero recordó que en 2007 todas las marcas del grupo desaparecerán para unificarse bajo el nombre de Santander a excepción de Banesto. Aunque un poco más tarde corrigió y dijo que Abbey y el portugués Totta mantendrán por lo menos durante dos años sus marcas.