Sector aéreo

SAS reformulará sus cuentas tras descubrir errores contables en Spanair

El grupo aéreo escandinavo SAS ha descubierto un error de contabilidad en las cuentas de su participada española Spanair por 45,2 millones que afectan a los ejercicios de 2002 a 2005. Las desviaciones no afectan a los resultados de la matriz y no impedirán que la aerolínea española obtenga beneficios en el ejercicio pasado.

Spanair incurrió en errores de contabilidad por valor negativo de 340 millones de coronas suecas (36,6 millones de euros) entre 2002 y 2004, y de 80 millones de coronas (8,6 millones de euros) en 2005. según se desprende de un comunicado hecho público ayer por el grupo aéreo escandinavo SAS, propietario del 95% de las acciones de la compañía española.

Los auditores internos y externos del consorcio nórdico explican que los errores detectados 'implican que ciertos ingresos y costes no han sido contabilizados correctamente'. No obstante, en su intervención aclaran que el grupo SAS no ha sufrido ningún tipo de daño económico en su balance por los fallos descubiertos.

De acuerdo con las normas internacionales de información financiera IFRS, las diferencias se corregirán de modo retroactivo sobre el capital propio de la compañía española. En consecuencia, ahora deberá procederse a realizar las correspondientes modificaciones en los resultados de los tres años citados: 2002, 2003, y 2004.

El grupo no descarta acometer cambios organizativos en su filial española

Los auditores han detectado, además, fallos en la contabilidad del ejercicio de 2005. Estos fallos no tendrán efecto alguno ya que aparecerán corregidos en el resultado correspondiente al cuarto trimestre que está previsto que se hagan públicos el próximo 9 de febrero. El impacto negativo de los fallos en el año recién terminado asciende a 80 millones de coronas (8,6 millones de euros).

A pesar de esta incidencia SAS espera que tanto el grupo aéreo escandinavo en su conjunto, como Spanair obtengan ganancias en este ejercicio. La facturación anual media de Spanair en los últimos años ha sido de unos 7.000 millones de coronas (754,5 millones de euros), por lo que el impacto de las correcciones en el resultado final será moderado.

Spanair perdió 43 millones de euros en 2002; 4,96 millones en 2003 y 4,52 millones en 2004.

SAS y Spanair han hecho cambios en la organización interna de la empresa española 'para mejorar el proceso de control', consta en el comunicado.

SAS explica que, tras la detección de estos errores, ha encargado un estudio de auditoría externa y de asesoramiento legal para aclarar lo sucedido y advierte de que acometerá 'cambios organizativos' como forma de restitución. 'Sobre la base de las conclusiones de este estudio, se tomarán nuevas medidas para garantizar que no se producen situaciones similares en el futuro', añadió la compañía.

Huelga en SAS

Por otro lado, la dirección de SAS en Dinamarca decidió ayer ampliar al jueves la suspensión de sus vuelos continentales desde Copenhague tras mantenerse la huelga de pilotos iniciada el lunes y comunicó que llevaría el caso ante el tribunal de Trabajo.

Alrededor de 150 pilotos de la filial danesa de SAS se declararon en huelga el lunes en protesta por los planes del consorcio, que en 2004 aprobó su división en varias compañías nacionales, de negociar los convenios laborales en cada país y no de forma conjunta como hasta ahora, lo que consideran perjudica sus intereses.

'Hacemos lo que podemos para minimizar las molestias provocadas por la huelga, dirigiendo a los pasajeros afectados a otras compañías o devolviéndoles el dinero', declaró ayer el presidente de SAS Dinamarca, Jens Willumsen.

Fuerte crecimiento del 21% en pasajeros en 2005

Spanair ha vivido durante el año de 2005 uno de sus mejores ejercicios. Ha pasado de transportar 8,3 millones de pasajeros en 2004 a 9,1 millones el año pasado. De esta cifra, 6,9 millones corresponden a viajeros en vuelos regulares, según la información de su accionista mayoritario, la compañía escandinava SAS. Los 2,2 millones de pasajeros restantes son de vuelos charter. La empresa que preside Gonzalo Pascual ha conseguido un fuerte crecimiento del 21% en sus pasajeros en tráfico regular. La empresa consigue restar cuota de mercado a Iberia que entre los pasajeros de 2004 (26,6 millones) y los de 2005 (27,6 millones) ha logrado un incremento similar en términos absolutos a los de su principal competidora en el mercado nacional.