Cataluña

ERC exige al Gobierno garantías de que Cataluña aumentará sus recursos

Decidida a demostrar que sus reservas hacia el acuerdo alcanzado por el Gobierno y CiU sobre el Estatuto no obedecen al afán de protagonismo, ERC hizo público ayer su análisis sobre las repercusiones que puede tener para Cataluña el nuevo modelo de financiación. El abanico de posibilidades comprende una horquilla entre 4.320 millones de ganancia anual o, sencillamente, nada. Dependerá de los mecanismos de solidaridad.

Los cálculos efectuados por Esquerra indican que el aumento de la cesta de impuestos cedidos a la Generalitat (50% de IRPF, 50% de IVA y 58% de Especiales) no tiene porqué traducirse necesariamente en un aumento garantizado de los recursos. El motivo que alega ERC es que en el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y CiU no se detalla como queda el Fondo de Suficiencia, uno de los principales mecanismos de solidaridad del actual sistema de financiación. Este Fondo se creó para compensar las diferencias entre los recursos obtenidos por una comunidad a través de los impuestos y su necesidad de financiación. Las necesidades de financiación calculadas por Cataluña son las que marcan sus recursos finales. Esto implica, a juicio de los expertos de Esquerra, que como ocurre en la actualidad con las comunidades de Madrid o Baleares, el Fondo de Suficiencia puede ser negativo. Así se insinúa de hecho en el artículo 208 del Estatuto pactado por el Gobierno y CiU.

La foto de 2006 de los impuestos cedidos actualmente a Cataluña refleja unos recursos de 9.991 millones de euros por esta vía. Con la nueva cesta de impuestos, esta comunidad obtendría 14.311. Este año, Cataluña recibirá a través del Fondo de Suficiencia 2.568 millones.

A partir de aquí, ERC se plantea tres hipótesis: el mantenimiento del Fondo, su desaparición o la compensación negativa derivada del aumento en la cesión de tributos. En el primer caso, Cataluña ingresaría anualmente 4.320 millones más; en el segundo, 1.822 y en el tercero no obtendría ninguna ganancia.

Para evitar el escenario financiero más negativo, ERC exige que, en todo caso, se garantice por escrito la jerarquía normativa del Estatuto sobre la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (Lofca), a partir de los principios de bilateralidad, proximidad y subsidariedad. En este contexto, los republicanos solicitan al Gobierno central que todas las relaciones económicas y financieras entre el Estado y la Generalitat se canalicen a través de la comisión mixta de asuntos económicos y fiscales y que sus decisiones sean vinculantes.

Capacidad normativa efectiva

En segundo lugar, ERC ha trasladado al Gobierno su aspiración a que el Gobierno autonómico disponga de capacidad normativa efectiva a través de esta comisión mixta, sobre todos los impuestos soportados en Cataluña.

ERC también ha puesto sobre la mesa la necesidad de que se reconozcan aspectos diferenciales de la financiación catalana que tendrían que tener en cuenta el esfuerzo fiscal suplementario de esta comunidad, su déficit fiscal, cifrado en unos 13.000 millones de euros, y el déficit estructural de capital público. Este último aspecto será recogido en el Estatuto mediante una disposición en la que el Gobierno central se compromete a destinar el 19% de la inversión pública, cifra similar a la aportación de Cataluña al PIB nacional. ERC ve insuficiente este compromiso, pues cuantifica entre 371 y 429 millones anuales las inversiones extras en Cataluña, con una mejora del 0,2% del PIB anual.

Financiación a cinco años vista

El sistema de financiación que incorporará el futuro Estatuto se aplicará de forma gradual y 'atendiendo a su viabilidad financiera' para que sea plenamente efectivo en el plazo de cinco años. Así consta en el acuerdo alcanzado entre el Gobierno central y CiU, donde se somete el calendario a los criterios que emanen de la Comisión Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales Estado-Generalitat. Estos criterios deberán de concretarse en dos años.

La citada Comisión acordará el alcance y condiciones de la cesión de tributos de titularidad estatal y, de manera especial, los porcentajes de participación en los tributos estatales cedidos de forma parcial.

Esta Comisión mixta también acordará la contribución a la solidaridad y a los mecanismos de nivelación y establecerá la colaboración entre la Agencia Tributaria de Cataluña y la Administración tributaria del Estado.