CincoSentidos

Los grandes museos pierden público en 2005

El Reina Sofía es el segundo centro más visitado de España

Durante 2005 los visitantes del Museo del Prado han podido conocer de cerca las obras maestras de Durero que conserva la Albertina de Viena, los del Museo Nacional de Cataluña apreciar cómo Caravaggio revolucionó la pintura europea o los del Guggenheim Bilbao empaparse de la cultura azteca.

El año que acaba de terminar arroja diferentes resultados para las pinacotecas españolas. Entre los grandes museos de Madrid, el Prado y el Thyssen pierden visitantes, mientras el Reina Sofía, recién estrenada la ampliación llevada a cabo por el arquitecto Jean Nouvel, registra una mayor afluencia de público y es el segundo más visitado de España. En Barcelona, el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) y el Museo de Arte Contemporáneo (Macba) incrementan su número de visitantes respecto a 2004, mientras que en Bilbao, el Guggenheim suma visitas y el de Bellas Artes las pierde. Igual evolución ha seguido el Museo Picasso de Málaga.

El Museo del Prado ha perdido 35.000 visitantes en 2005, que deja la cifra total en 1.966.496 entradas. Una oscilación del 1,75% que la pinacoteca explica en parte por la coincidencia en días festivos en fin de semana que se ha producido en el año. Además de Durero. Obras maestras de la Albertina, el museo ha dedicado una exposición a Felipe IV, El palacio del rey Planeta. Una pérdida similar registra el Thyssen-Bornemisza, 39.700 visitantes menos, que sitúa el número total en 643.784. De ellos, 284.014 acudieron a las exposiciones temporales celebradas en el museo: Brücke. El nacimiento del expresionismo alemán, Corot. Naturaleza, emoción, recuerdo y Mimesis, Realismos modernos 1918-1945. En la interpretación de estas cifras, el museo recuerda el carácter extraordinario del año anterior por la ampliación y la muestra sobre Gauguin.

La colección y exposiciones temporales como la retrospectiva de Juan Gris en el Reina Sofía han atraído durante el pasado año a 1.554.704 visitantes, un 9,5% más que en 2004. Las cifras convierten al centro de arte en el año de su ampliación en el segundo museo más visitado de España, detrás del Museo del Prado.

Tras las dos pinacotecas madrileñas, se sitúa el Guggenheim, con 965.082 visitantes, un 6,15% más. El Museo de Bellas Artes de Bilbao, por el contrario, ha pasado de las 155.643 visitas de 2004 a las 142.067 del año pasado. De ésta cifra, más de 50.000 personas han visto la muestra British pop.

La inauguración de todas las colecciones en el MNAC ha elevado las entradas a 769.914, frente a 366.140 en 2004 cuando sólo se podía visitar Románico y Gótico. Del total de visitantes en 2005, 172.000 han correspondido a la muestra Caravaggio y la pintura realista europea-. El Macba también registra una mayor afluencia de público, en total 446.722 visitantes, 46.337 más que el año anterior.

El Museo Picasso Málaga ha perdido en su segundo año 118.000 visitantes, cerrando 2005 con 304.658. A pesar del descenso, el centro de arte, inaugurado en 2003, es el más visitado de Andalucía.

El Guggenheim supera sus previsiones

La cifra de visitantes del Guggenheim ha superado en un 13,54% las previsiones iniciales del museo. Según el director general de la pinacoteca, Juan Ignacio Vidarte, la afluencia de visitantes se ha visto favorecida por la calidad de la programación de las exposiciones, entre ellas Imperio Azteca.

El 60% de los visitantes del museo procede de otros países. Entre el público nacional, aumentan las visitas del País Vasco hasta un 3,3%, aunque son los catalanes, con un 10%, los que más acuden a ver el arte moderno que se expone en Bilbao.

La autofinanciación de la pinacoteca se sitúa en el 78%, mientras que el estudio del impacto económico en la economía vasca refleja que el Guggenheim generó el pasado año una riqueza de 186 millones de euros del PIB, con unos ingresos adicionales para las Haciendas vascas de 30 millones de euros. Asimismo, el museo contribuyó a mantener casi 4.900 empleos en sectores como el turístico y hostelero.

El pasado año el Museo Guggenheim Bilbao invirtió 792.325 euros en la compra de cuatro esculturas de Jorge Oteiza pertenecientes a dos de sus series más representativas: Desocupación de la esfera y Cajas vacías. Son cuatro obras en acero, datadas en los años 1957 y 1958. Para el año en curso el museo espera recibir alrededor de 880.000 visitantes. Entre las exposiciones programadas, el director general del Guggenheim anunció ¡Rusia!, la muestra más completa de arte ruso que se haya expuesto fuera de su país; Homenaje a Chillida, en la que artistas contemporáneos evocan la figura del escultor vasco; Max Beckmann y 100% África.