Resultados

Banesto abrirá 350 oficinas en tres años

El banco tuvo un beneficio de 570 millones el pasado año, con un alza del 24,4%

Ana Patricia Botín no lo pudo evitar ayer. La presidente de Banesto tuvo que referirse a las especulaciones sobre su salto al Santander, grupo al que pertenece Banesto y que está presidido por su padre. 'Mi motivación es hacer de este banco (en alusión a Banesto) una referencia internacional', señaló ayer Botín. Como prueba de su compromiso en Banesto, la presidente explicó que acaban de lanzar un ambicioso plan estratégico a tres años: 'Yo desde luego tengo un enorme reto que comparto con un gran equipo de profesionales y no tengo ninguna duda de que vamos a llegar ahí'.

Este nuevo proyecto, que comenzó a gestarse a finales de 2004, apuesta por el tamaño como uno de los principales pilares de crecimiento de la entidad. Banesto se ha marcado como objetivo alcanzar una cuota de mercado en oficinas en España del 5%, después de reconocer que en los últimos años ha perdido peso en algunas zonas geográficas. Actualmente, posee una cuota del 4,5%, con 1.703 sucursales, por lo que tendrá que abrir unas 120 oficinas al año si quiere conseguir su meta. Botín matizó que el banco modulará el ritmo de aperturas en función de lo que haga la competencia y sin perder de vista el control de los costes.

Con esta estrategia, Banesto espera arañar negocio al resto del sistema financiero -quiere ganar otros 0,75 puntos de cuota de mercado-, situar el ROE (rentabilidad sobre recursos propios) en el 20% frente al 19% actual y mejorar la ratio de eficiencia en el 35%. El porcentaje de ingresos que absorben los gastos es ahora del 40%.

Su política comercial volverá a centrarse en tres segmentos: pymes, consumo y, por supuesto, particulares.

El punto de partida es, según la presidente de Banesto, inmejorable. 'Hemos logrado superar los objetivos de 2006 con un año de antelación', dijo. Y afirmó que en estos momentos 'Banesto es la entidad con mayor potencial de crecimiento para los próximos años'.

El banco obtuvo el pasado ejercicio un beneficio de 570,4 millones, lo que supone un incremento del 24,4%, en línea con las previsiones de los analistas. Los ingresos por comisiones crecieron un 5,3%, destacando la subida del 8,2% de las procedentes del cobro de servicios bancarios, como las tarjetas. El control de los gastos, que repuntaron un 2,6%, permitió a Banesto cerrar con una eficiencia del 40,03%, 2,99 puntos por debajo de 2004.

Banesto sufrió un descenso en sus ratios de capital, al pasar el ratio BIS del 12,3% al 11,4%. Aun así, el director financiero, Juan Delibes, aseguró que la entidad no tiene previsto realizar ninguna ampliación para mejorar esta situación. 'Tenemos el core capital (capital básico) en el 6%. Lo que sea estar por encima del 5,5% es suficiente', explicó.

El mercado aplaudió los resultados con un alza de la acción del 1,02%, frente a la caída del 0,09% del Ibex.

Las prejubilaciones bajan a menos de la mitad

La entidad destinó 30 millones de euros para cubrir el coste derivado por las 115 prejubilaciones realizadas el año pasado. En 2004, el impacto de esta partida en la cuenta de resultados fue bastante más negativo, al llevarse a cabo 402 jubilaciones anticipadas, lo que obligó a la entidad a dotar 70 millones de euros. æpermil;ste fue el primer año que el Banco de España impuso a las entidades que cargaran el coste de las prejubilaciones contra resultados en vez de contra reservas. Las provisiones totales por morosidad descendieron un 7,6%, hasta los 151 millones de euros. Aun así, la genérica (las dotaciones ligadas al crecimiento del negocio) se cifró en 146,9 millones de euros, frente a los 116,5 millones del ejercicio anterior.

'Queremos ser el banco de referencia en pymes'

Una de las apuestas más ambiciosas de Banesto ha sido su incursión en pymes. Para hacerse un hueco en este mercado, la entidad creó hace tres años la oferta integrada Banespyme. Ahora, cree que ha llegado el turno de cosechar los éxitos, con el objetivo final de convertirse en el banco de referencia en pymes, un feudo hasta ahora dominado por entidades como el Popular. En 2006, prevé crecer un 20% en inversión, un 15% en recursos y aumentar su base de clientes en 15.000. No ha sido la única iniciativa de Banesto. Fue el primero en lanzar la tarifa plana en comisiones, una iniciativa que mantiene como vehículo para fidelizar a sus clientes. En 2005, se adhirieron a la tarifa plana 320.000 usuarios, de los que un 45% procedía de otras entidades.

El crédito hipotecario crece por encima del 27%

El vigor de la demanda de créditos hipotecarios no da muestras de cansancio. Banesto registró en 2005 un crecimiento en préstamos para la financiación de vivienda del 27,4%, hasta alcanzar un volumen de 15.850 millones de euros. 'Pensamos que los tipos van a subir, pero no debería afectar demasiado al mercado hipotecario. Aun así, la demanda se va a frenar algo', afirmó Botín. En total, la inversión crediticia se cifró en 50.612 millones de euros, tras crecer un 22,6%. A pesar de este incremento, la tasa de morosidad se redujo del 0,63% al 0,49%. Los recursos totales se incrementaron un 25,8% y se situaron en 68.712 millones de euros. Esta evolución ha permitido a Banesto ganar 0,28 puntos de cuota a sus competidores, hasta el 9,1%.