Balance del sector

Récord de venta de coches por segundo año consecutivo

A pesar de los claros indicios de desaceleración en la venta de coches, 2005 volvió a cerrarse con cifras récord por segundo año consecutivo. El ejercicio pasado fueron 1.528.849 los vehículos matriculados, el 0,8% más que en 2004.

El l último trimestre de 2005 cambió el rumbo en las ventas de coches. La caída del consumo se tradujo en una reducción de las ventas en diciembre (129.768 turismos, un 0,4% menos). Pese a esta ralentización, el sector logró en el acumulado del año el segundo récord histórico consecutivo ya que se matricularon 1.528.849 vehículos, un 0,8% más en relación a los 1.517.289 unidades del año 2004, según las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam) de automóviles.

En la primera parte del año, se cumplieron las previsiones más optimistas de los fabricantes y las matriculaciones superaron el listón del 2004. Sin embargo, en los últimos meses, la demanda de automóviles se ralentizó debido a un retroceso en el consumo privado.

Además, las empresas de alquiler de automóviles redujeron de forma importante sus pedidos. En diciembre sus compras cayeron el 9,5%, mientras que a lo largo del año el descenso fue de un 2,5%.

El dinamismo del mercado procede de la demanda de particulares

La actividad del mercado ha estado centrada en la demanda de particulares y en las compras de flotas por parte de las empresas no alquiladoras, que, globalmente, han aumentado las compras un 1,3% en el conjunto del año. Para este ejercicio, tampoco las expectativas son muy optimistas. Desde Anfac, se estima que las ventas retrocederán entre un 2% y un 3% debido a un peor escenario económico y a la subida de los tipos de interés.

Anfac lamenta, además, que la fabricación de automóviles es menor. 'Producir 300.000 vehículos menos es una mala noticia, que ha llegado a superar nuestras previsiones más pesimistas', dijo el director general de la asociación, Luis Valero. Sin embargo, matizó que puede tratarse de una situación coyuntural, ya que existen previsiones optimistas sobre las economías alemana y francesa para 2006. Si éstas se cumplen, tendrán un efecto beneficioso para la producción española, ya que a estos dos países se dirigen casi la mitad de las exportaciones.

Las operaciones acogidas al Plan Prever se han elevado a 420.000, similares a 2004.