Vivienda

La vivienda registra la menor subida en cuatro años

El aumento del precio de la vivienda sigue desacelerándose. En 2005, el coste medio de los inmuebles nuevos en las capitales de provincia aumentó un 10,1%, el menor encarecimiento en cuatro años. El precio de una vivienda nueva se situó el pasado año en 2.516 euros el metro cuadrado, según Sociedad de Tasación.

La vivienda volvió a encarecerse el pasado año. Si bien, el aumento de los precios siguió desacelerándose por tercer año consecutivo. Según el primer balance de precios de todo 2005, que elabora Sociedad de Tasación, el pasado ejercicio el coste medio de una vivienda nueva en las capitales de provincia aumentó un 10,1%, lo que supone el menor incremento en cuatro años.

Así, comprar un inmueble de nueva construcción en cualquiera de estas capitales costaba a finales de 2005 una media de 2.516 euros por metro cuadrado. Esto supone un coste total de 251.600 euros para una vivienda de tipo medio (100 metros cuadrados), lo que equivale a 42 millones de las antiguas pesetas.

Este freno en el aumento de los precios seguirá produciéndose en los próximos meses y años, según fuentes de Sociedad de Tasación, que calculan que los precios de la vivienda subirán en 2006 alrededor de un 8%.

Las previsiones de Sociedad de Tasación son de un incremento del 8% este ejercicio

Esta tendencia a la ralentización del mercado inmobiliario es consecuencia, entre otras cosas, 'de los altos precios alcanzados'. El freno en el aumento de precios se producirá 'tanto en las primeras residencias como en las segundas viviendas y en las turísticas'.

Las previsiones de esta entidad apuntan, además, que el precio de las nuevas viviendas será aún más moderado en los municipios que dispongan de mayor oferta de terrenos edificables.

En el resto de ciudades que no son capitales de provincia el aumento de los precios inmobiliarios fue algo mayor, registrando un avance del 12,8%, con un precio medio de 1.840 euros el metro cuadrado.

Es más, los datos de Sociedad de Tasación indican que cuanto menor es la población, mayor es el aumento de los precios de la vivienda.

Así, de todas las ciudades analizadas, son las de menos de 25.000 habitantes las que registran un mayor incremento del precio de la vivienda, con un avance del 15% (1.593 euros por metro cuadrado). Seguidamente se sitúan las poblaciones de más de 25.000 y más de 50.000 habitantes, con subidas del 14% y 13%, respectivamente. Las localidades de más de 100.000 habitantes son precisamente las que registraron en el último año un incremento más cercano a la media (11,8%).

Dicho esto, Sociedad de Tasación asegura que en 2006 'el mercado inmobiliarios seguirá siendo una inversión atractiva con una revalorización superior al rendimiento de la Deuda Pública y con mayor estabilidad que la Bolsa'.

No obstante, las perspectivas de política monetaria para este año introducen cierta incertidumbre en la evolución de los precios de la vivienda.

El hecho de que el Banco Central Europeo (BCE) haya roto con cinco años de bajadas de tipos de interés, tras elevar el precio del dinero al 2,25% en diciembre pasado, puede traducirse en una desaceleración más aguda del mercado inmobiliario. El Euribor, que es el índice de referencia de los créditos hipotecarios subió ya en diciembre a su nivel más alto en tres años, situándose en el 2,780%. Esto, unido al elevado nivel de precios puede que traiga cautela al sector.

La construcción de obra nueva continúa disparada

La construcción de viviendas volvió a registrar un nuevo récord el pasado año. Según los datos publicados ayer por Sociedad de Tasación, en 2005 se inició la construcción de 735.100 viviendas, un 15% más que el año anterior, cuando se iniciaron 636.300.

Además, en el pasado ejercicio se terminó la construcción de otras 522.600 viviendas, lo que supuso un incremento del 7% respecto a las terminadas en el año precedente.

Las expectativas de Sociedad de Tasación indican que 'es previsible que en 2006 se mantenga el clima de confianza que genere una demanda suficiente para absorber a un ritmo adecuado la oferta de vivienda, si no se producen modificaciones sustanciales en el crecimiento económico o en los tipos de interés'.

Aunque se espera que el ritmo de crecimiento de la economía española sea vigoroso (un 3,3%, según las previsiones del Gobierno), también es de esperar que los tipos de interés vuelvan a registrar alguna otra subida este año, aunque se trate de subidas leves y progresivas. Esta última circunstancia es la que podría, en cierta forma y según algunos analistas, enfriar algo más el mercado inmobiliario.

De hecho ha sido en la segunda mitad de 2005 cuando la desaceleración registrada el pasado año fue menos acusada. Fue entonces cuando los mercados empezaron a descontar la subida de tipos de interés en la zona euros que se materializó en diciembre.

Además, a lo largo de este año, aunque la oferta de vivienda nueva seguirá siendo 'importante, según las previsiones de Sociedad de Tasación, 'será menor en las zonas céntricas de las ciudades por la escasez y el encarecimiento del suelo'.