Aseguradora

Los dueños de Unipol fuerzan la dimisión del presidente

El presidente de la aseguradora italiana Unipol, Giovanni Consorte, presentó ayer su dimisión del cargo, que se hará efectiva en la reunión que el consejo de administración celebrará el próximo día 9 de enero, según un comunicado difundido ayer por Holmo, el holding que controla el 51% de la entidad.

La caída de Consorte arrastra también al vicepresidente, Ivano Sacchetti. El grupo Holmo resaltó en el escrito el 'valor estratégico' de la opa de Unipol sobre Banca Nazionale del Lavoro (BNL), que seguirá adelante pese a la marcha de Consorte. De hecho, Homo destaca que el gesto del directivo 'servirá para no crear obstáculos a la opa por el BNL' y para favorecer 'un clima más sereno'.

La dimisión de Consorte llega justo cuando arrecia el escándalo de las plusvalía anómalas por el intento de compra de Banca Antonveneta por parte de Banca Popolare Italiana (BPI). La prensa local acusaba ayer al presidente de Unipol de haber percibido unas plusvalías de 50 millones de euros en cinco años con la venta de títulos a BPI. El abogado de Consorte, Filippo Sgubbi, ha rechazado las acusaciones y desmintió que el directivo tenga cuentas secretas en Suiza o Mónaco, como denunció el agente de Bolsa Bruno Bertagnoli, que participó en la compra venta de acciones de BPI.

En su declaración ante la Fiscalía de Milán, que investiga los pactos secretos suscritos por los accionistas de Antonveneta para evitar la compra de la entidad por el banco holandés ABN Amro, Consorte justificó que este importe fue recibido en concepto de 'consultas' realizadas por Hopa, propiedad del empresario Emilio Gnutti, quien también tenía una participación en Antonveneta. Sgubbi, no obstante, señaló ayer que la cifra que recibió su defendido es mucho menor. No obstante, la prensa italiana apunta que una parte de esta plusvalía habría sido obtenida al comprar a precio de mercado la participación de Emilio Gnutti en Antonveneta, para después cederla por un precio superior a BPI.

La declaración de ayer de Consorte dejó algunas incógnitas por resolver. Por ejemplo, la acusación de Bertagnoli, sobre dos operaciones con acciones en las que 4,8 millones de euros fueron desviados a una cuenta en Suiza y otra de Mónaco.

El ex director general de BPI, Gianfranco Boni, reconoció que este dinero estaba destinado a Consorte en concepto de plusvalías por la venta de títulos de Unipol, y fueron obtenidas por Consorte entre 2000 y 2001.

A los problemas de los gestores de BPI se unen complicaciones financieras. El banco ha revisado sus cuentas de 2004 y los 168,4 millones de beneficios se han transformado en pérdidas de 26,6 millones.

Banco de Italia

El presidente de Italia, Carlo Azeglio Ciampi, anunciará hoy al sustituto del dimitido gobernador del Banco de Italia, Antonio Fazio, que renunció ante las acusaciones de propiciar el fracaso de las respectivas opas de BBVA y ABN Amro sobre BNL y Antonveneta.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En