CincoSentidos

Diez consejos médicos para no engordar durante esta Navidad

Hay quien cree que ganar kilos en Navidad es una tradición tan arraigada como comprar regalos o adornar árboles y belenes. Los médicos, sin embargo, no suscriben este dogma. Es el caso del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO), que ha elaborado un decálogo con instrucciones precisas para evitar que estas fiestas arruinen figura y salud:

Mantener el cupo de calorías. Cada día se puede consumir una determinada cantidad. Si reservamos la mayoría de estas calorías para la comida o cena especial, es posible cometer algún exceso. Antes y después del banquete es recomendable comer poco: ensaladas, fruta, mucha agua, claras de huevo y yogures desnatados.

Beber medio litro de bebida isotónica y una pieza de fruta 30 minutos antes de cada comida.

Utilizar ropa ajustada y cinturón para acudir a las cenas o comidas especiales.

Consumir la mayor cantidad de agua posible durante la comida y evitar las bebidas alcohólicas.

Ser precavido con las salsas, sobre todo aquellas que contienen mayonesa o salsa rosa. No es recomendable (y tampoco correcto) mojar el pan en ellas. Si pueden evitarse, mejor.

Disfrutar de la comida y los sabores es fundamental. Hay que masticar despacio y degustar sin prisas. Olvídese de comer rápido.

Servirse porciones pequeñas y cantidades moderadas. Si se ha disfrutado mucho con un plato, siempre habrá tiempo de repetir.

Al hacer la compra es importante no adquirir los dulces y bollería típicos de estas fiestas con un mes de antelación, pues se estará consumiendo desde ese momento hasta que finalicen las fiestas. Cuanto más tarde se compren mejor: por ejemplo a partir del día 22 de diciembre. También es fundamental retirarlos en cuanto acaben las fiestas.

Caminar después de las comidas copiosas al menos unos 30 minutos al día ayudará a realizar la digestión al mismo tiempo que quemará algunas calorías.

Ganar un promedio de dos kilos

Ni seis ni cuatro ni tres. El incremento medio de peso que gana la mayoría de la gente en Navidad es de dos kilos. El dato fue hallado por un grupo de médicos estadounidenses que hace unos años publicaron un artículo en el New England Journal of Medicine donde analizaban este fenómeno. Tras estudiar el efecto de los excesos navideños en 95 pacientes, concluyeron que como media éstos habían ganado 2,05 kilos durante las fiestas. También descubrieron que, un año después de haber sido estudiadas, la mayoría de estas personas habían engordado tres kilos.