Energía

El mercado del gas a tarifa se reducirá un 25% sin la industria

Con la desaparición de las tarifas de los grandes consumidores de gas, el mercado regulado, que abastece Enagás, se recortará un 25%. Las grandes eléctricas, afectadas por la medida, consideran que ésta proporcionará a Gas Natural ingresos de 150 millones.

Tras la decisión del Gobierno de sacar del mercado regulado a los grandes clientes industriales a lo largo de 2006, el operador técnico del sistema, Enagás, verá reducida de forma sustancial las ventas que realiza en dicho mercado. Así, frente a una previsión de la demanda de 62.000 GWh en el mercado a tarifa el próximo año (que supone un 16% del consumo total de gas natural), Enagás dejaría de suministrar 15.400 GWh, lo que equivale a un 25% del mismo, según sus datos.

De esta manera, la compañía centrará sus esfuerzos en la gestión y el transporte, mientras que su papel de comercializador a tarifa (al que le obliga la ley) se irá limitando a la venta a particulares y pymes, tras la salida de la gran industria.

Dicha salida afecta a compañías con consumos de más de 100 GWh/año, con presión superior a cuatro bares, y se hará de forma progresiva a lo largo del año. Para ello se establecerán unas tarifas transitorias que, según los casos, caducan en el primer semestre o a finales del año. También desaparecen las tarifas para clientes con contratos interrumpibles, entre los que se encuentran 20 empresas (varias azucareras incluidas) y seis centrales de fuel gas (biocombustibles).

Para evitar males mayores, los peajes (uso de la red) bajan algo más del 1% y se crean tres modalidades de peaje (a corto plazo y/o estacionales) así como un peaje interrumpible para compensar a las centrales biocombustibles, que pueden contratarlo por utilizar alternativamente dos combustibles. Según fuentes del sector eléctrico, 'esta medida supondrá un beneficio de 150 millones para Gas Natural'. Esta compañía mantiene un contrato con la argelina Sonatrach (heredado de Enagás, que lo recibió del Estado antes de pasar a la órbita de Gas Natural).

En estos momentos, el gas de este contrato (a un precio ventajoso) se destina por ley al suministro del mercado a tarifa, por lo que, el sobrante puede venderlo Gas Natural en el mercado spot.

Por otra parte, el PP preguntará en el Congreso al ministro de Industria si la subida del gas y la electricidad favorecerá a Gas Natural, que mantiene una opa sobre Endesa, y a La Caixa

Las empresas medianas podrán seguir con tarifa

Los clientes con consumos inferiores a 100 GWh/año que estaban en el mercado libre y habían solicitado a Enagás la vuelta a la tarifa se podrán mantener en ella, aunque el gestor había mostrado una cierta resistencia. La orden ministerial de tarifas que se tramita en la CNE sólo establece la desaparición de las tarifas para consumos superiores a aquél volumen.

Según fuentes del Ministerio de Industria, el objetivo de esta medida 'es eliminar en lo posible las distorsiones del sistema y dar la máxima estabilidad al mismo'.

En estos momentos, según explican fuentes cercanas al ministerio, en el mercado del gas natural actúan 11 comercializadoras a las que pueden recurrir los grandes consumidores, con capacidad para negociar los precios. Algo que no pueden hacer los consumidores domésticos y las pymes.