Revista de prensa

Abusones en la OMC

Las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Hong Kong comienzan a parecerse a una reunión de instituto de enseñanza media. La Administración Bush, que rechazaba en libre comercio en su niñez, se está convirtiendo en la guapa de la clase, poniendo sobre la mesa propuestas serias destinadas a eliminar las distorsiones en el comercio y ofertas atrevidas en materia de ayuda al desarrollo. Pero el abusón de la clase, la UE, sigue sin prestar atención.

EE UU ofreció en septiembre 'eliminar todas las tarifas, subsidios y otras barreras a la libre circulación de bienes y servicios' (...). Los principales países en vías de desarrollo se sumaron a la propuesta (...).

Pero para que el comercio funcione, las partes tienen que llegar a un acuerdo. Y el comisario de Comercio de la UE, Peter Mandelson, vigilado de cerca por el lobby de agricultores franceses, sigue sin tener mucho margen de maniobra. Su 'oferta final' de disminuir las tarifas agrícolas en un 60% (...) no se acerca ni por asomo a la preferencia de EE UU de rebajarlas en un 90%. Y sin un movimiento en la agricultura, es difícil que otros países se acerquen a la mesa (...). En las negociaciones, Mandelson está recurriendo a un juego mediático sucio y rastrero para desviar la atención de su débil posición política.