_
_
_
_
_
Sanidad privada

La sueca Capio gana el primer hospital 'privado' de Madrid

La Comunidad de Madrid adjudicará hoy la construcción y gestión del hospital de Valdemoro a la filial española del grupo sueco Capio, IDC Capio. El grupo se ha impuesto en el proceso de selección de ofertas a otras compañías como Adeslas o Sanitas con una inversión comprometida de 132 millones de euros en 30 años y con un coste para la Administración por paciente y año de sólo 330 euros.

El hospital de Valdemoro, uno de los 8 hospitales que la Comunidad de Madrid prevé inaugurar esta legislatura, será finalmente gestionado por IDC Capio, la división española de la multinacional sueca Capio. La Comunidad de Madrid anunciará hoy la adjudicación a la compañía que dirige Víctor Madera de la construcción del centro y de la gestión de los servicios sanitarios (y no sanitarios) por un plazo de 30 años.

El gobierno regional introduce así una nueva fórmula de gestión en la sanidad pública madrileña. Hasta ahora, el único centro privado que en la región tenía una población asignada era la Fundación Jiménez Díaz. Este era, hasta hace dos años, una fundación sin afán de lucro que fue cedida por la consejería de Sanidad, con José Ignacio Echániz al frente, a la empresa IDC, antes de su venta a la sueca Capio, y después de que la Fundación entrara en quiebra. En el caso de Valdemoro, la construcción y la gestión del hospital público será por primera vez concedidas a una empresa privada, IDC Capio.

La oferta financiera de IDC Capio ha sido la más económica de las tres que se han presentado a concurso. Competian las diseñadas por las aseguradoras Adeslas, gestor del valenciano hospital de Alzira, y Sanitas. La Administración tendrá que abonar por paciente y año 330 euros según la oferta de IDC Capio (esta cantidad se actualizará anualmente con el IPC más dos puntos); en el caso de la oferta de Adeslas el precio para la Administración por persona y año era de 397 euros y en la de Sanitas de 447 euros, señalan fuentes del sector consultadas por Cinco Días. En el caso del hospital Alzira, también de gestión privada, la prima de este año por habitante es de 454 euros.

Ghesa asume el proyecto de edificación

En el hospital de Valdemoro, la única presencia de la administración regional será la de un delegado. El hospital, que deberá estar construido 18 meses después de la entrega de terrenos, por lo que previsiblemente estará operativo en 2007, contará con 170 habitaciones individuales, se ubicará en una parcela de 70.000 metros cuadrados y tendrá una superficie construida de 43.500 metros cuadrados, incluido un aparcamiento de 6.500 metros cuadrados. Cubrirá la población de los municipios de Pinto, Valdemoro y Ciempozuelos, con 94.286 habitantes, y una población proyectada de 130.000 habitantes en 2011. La compañía que llevará a cabo la edificación será la española Ghesa.

Las fuentes citadas indican que la Comunidad de Madrid ha preferido la oferta de IDC Capio por las sinergias asistenciales que la empresa hospitalaria puede ofrecer (cuenta con 28 centros en España, 14 de ellos hospitales) mientras que Sanitas y Adeslas estarían en este sentido más limitadas. La inversión inicial comprometida por IDC Capio para llevar a cabo el proyecto es de 72 millones, 132 millones en 30 años; la inversión en alta tecnología comprometida es de 4,2 millones.

Los facultativos, ante un nuevo contrato laboral

La oferta presentada por IDC Capio propone, entre otras cosas, un contrato laboral para los médicos y sanitarios que se incorporen al nuevo hospital, de los que el 95% serían fijos de plantilla. Sin embargo, fuentes de la consejería de Sanidad de Madrid, han señalado a Cinco Días que la administración regional negociará con los sindicatos la incorporación de médicos en régimen estatutario (funcionarios del Sistema Nacional de Salud), cuando éstos así lo deseen. Así, los facultativos podrían escoger entre mantener el régimen estatutario o las ventajas que ofrece un régimen de contratación laboral con complementos de productividad y diversos incentivos. En cualquier caso, la iniciativa de Esperanza Aguirre no está exenta de riesgos para el concesionario, indican algunos expertos. El hecho de que el concurso no se haya ampliado a la atención primaria, entre otros factores, es uno de los riesgos apuntados. En IDC Capio esperan poder recurrir a las sinergias del grupo y que el nuevo hospital coordine su actividad con la Fundación Jiménez Díaz y el Hospital Sur de Alcorcón, dos de los centros de la compañía.

Una multinacional europea líder en la gestión de hospitales

La multinacional hospitalaria sueca Capio adquirió a principios de este año la española Ibérica de Diagnóstico Cirugía (IDC) en una operación valorada en 331 millones de euros. IDC estaba entonces controlada por la firma de capital riesgo CVC, que en 1998 tomó cerca del 80% de la empresa española. El grupo sueco, creado en 1993, se ha caracterizado en los últimos años por llevar a cabo una agresiva política de adquisiciones en Europa. La compañía, que cotiza en la Bolsa de Estocolmo desde el año 2000, logró alcanzar su mayor valor en Bolsa el día que anunció la compra de la española IDC, que pasó a denominarse IDC Capio España, con Víctor Madera como consejero delegado y que obtuvo una participación aproximada del 1,4% del capital de la multinacional sueca. Los títulos de Capio han mantenido desde entonces y durante todo el año una tendencia alcista. El valor de capitalización bursátil de Capio es superior a los 1.100 millones de euros. En España factura 300 millones al año; la compañía está presente en Reino Unido, Francia, Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia y Suiza.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_