_
_
_
_
Formación

Los cursos 'online', aún lejos de los funcionarios

La oferta formativa para la Administración se centra en los idiomas y la ofimática

La formación online, denominada e-learning, crece poco a poco, pero en la Administración pública a un ritmo un poco más retardado que en las grandes empresas. Y aunque los trabajadores de las Administraciones públicas reciben un 30% de horas de formación por encima de las organizaciones de volumen mayor, los presupuestos de formación por trabajador son casi un 60% inferiores. Los datos los maneja el grupo Doxa, consultora dedicada a la formación a través de internet.

El e-learning ya representa el 6% en las Administraciones públicas, sobre todo en comunidades autónomas y en algunas federaciones de municipios y diputaciones, lo que supone un hecho alentador, en palabras del presidente de Doxa, Mariano Baratech.

La euforia de este experto viene avalada por el siguiente porcentaje: en 2004 el 71% de las Administraciones públicas no habían iniciado proyectos de formación online, mientras que este año la cifra es del 59%. 'También es cierto que el que no apuesta por la formación en general es el que no tiene interés en el e-learning', matiza Baratech. Esto significa que ni las organizaciones ni las Administraciones públicas rechazan de plano las nuevas tecnologías como herramienta de formación, sino que no consideran prioritaria la formación en general de sus profesionales. 'Las barreras tecnológicas ya están superadas, la conectividad ha mejorado y la oferta y las buenas prácticas también'. Entre las ventajas que defiende Baratech sobre el e-learning, asegura que se trata de un método que permite combinarlo con clases presenciales y facilita la flexibilidad de espacio y de tiempo.

'Las clases presenciales te exigen el esfuerzo de asistir obligatoriamente a un determinado lugar y hora. Sin embargo, lo que más valoran los profesionales es la flexibilidad', matiza. Lo importante para que la formación sea rentable es que el alumno esté cómodo y tenga autonomía en el ritmo de aprendizaje. 'Todo el mundo tienen formas tiempos distintos y eso hay que respetarlo'. En el caso de las Administraciones públicas, tan sólo el 10% tiene programas que combinan en un mismo curso clases presenciales con online.

En cuanto a las áreas de formación que prefieren los funcionarios de las Administraciones públicas, se concentra en idiomas y ofimática, aunque se aprecia un crecimiento en los cursos de prevención de riesgos laborales y habilidades de atención al ciudadano. También hay una oferta en camino de formación en temas de procedimientos administrativos, políticas de igualdad, gestión económica y atención a inmigrantes.

La formación en las Administraciones públicas se gestiona principalmente con personal de plantilla, aunque en un 10% de las entidades es el comité de empresa o las secciones sindicales las que juegan un papel mucho más activo. En el 15% de las Administraciones públicas, las consultoras participan en la gestión, aunque el modelo de externacionalización que empieza a ser frecuente en las grandes empresas, es todavía muy incipiente.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_